El Faro del Sur

BUSCAR EN NUESTRA PAGINA

Header Ads

OPINIÓN: Una candidatura prometedora la de Still Pérez a diputado

0 comments
Por Carlos Julio Féliz Vidal.

En la Política se cuecen muchos intereses, por eso las personas adornadas de principios a menudo se apartan del debate y la participación política.

Recientemente, el hermano y amigo, Still Pérez Guzmán, me ha consultado y pedido asesoría acerca de su propósito de “lanzar” una candidatura a diputado por la provincia de Barahona.

Yo no milito, hasta la fecha, en ninguna organización política. Hace años, sin embargo, que trabajé marketing político, estrategia y diseño electoral, actividades que dejé cuando el país me comprometió a asumir en la Región Enriquillo, el proceso electoral llamado a superar la crisis que se produjo a raíz del conflictivo proceso electoral del año 1994, lo que hice exitosamente, recibiendo sendos reconocimientos que lo atestiguan.

Lo anterior lo evoco, en razón de que me he mantenido lejos del partidarismo, no así de los debates de interés nacional y provincial, lo que me permite objetividad a la hora de hacer ponderaciones.

Barahona tiene buenos y malos políticos. Legisladores solidarios y comprometidos, legisladores distantes del Pueblo.

Cuando surgen candidaturas a posiciones importantes, se debe ver el pasado y el futuro de los candidatos.

Still Pérez Guzmán tiene una impresionante hoja de vida, a pesar de su juventud. Es un avezado comunicador, ajedrecista con lauros nacionales y extranjeros, abogado con sólida formación dogmática en el ámbito penal y en criminalistica.

Hacia el futuro proyecta una imagen orientada al progreso y al liderazgo responsable.

Él, como muchos tantos jóvenes de la provincia, que se están interesando en la actividad política, constituyen las respuestas necesarias al desafío de la democracia dominicana, que es la de un relevo generacional que pueda pensar en el fortalecimiento de la vida institucional del país.

Espero que la provincia de Barahona valore a este joven, como una voz que pueda oírse más allá de un noticiario, que se le escuche defendiendo la provincia y el país, desde una curul en el Congreso Nacional.