El Faro del Sur

BUSCAR EN NUESTRA PAGINA

Header Ads

OPINIÓN: Es normal lo que ha sucedido en el PLD

0 comments
Por Roberto Dominici

No me parece nada extraordinario el que el PLD se haya divido, sino un hecho normal si tomamos en cuenta la historia de las agrupaciones políticas dominicanas desde la fundación de la República hasta el día de hoy.

Para no irme muy atrás, el Partido Reformista se mantuvo unido mientras su principal líder tenía el poder absoluto, no sólo de su partido, sino también del país, y la probabilidad de que el partido pudiera continuar en el poder dependía exclusivamente del caudillo.

Cuando mermó la popularidad de Balaguer por lo prolongado de su mandato y por no mejorar sustancialmente las condiciones de vida de la población, entre otros factores, y la situación social y política del continente fue cambiando, aparecieron las divergencias, y ya sabemos el final.

En el caso del PRD, este se mantuvo unido mientras Bosch era Ley, Batuta y Constitución, y sólo él garantizaba el triunfo de su partido. Y cuando ya se desarrollaban debates, y todo debate implica más de una propuesta, aparecieron las contradicciones insalvables, y como Bosch nunca estuvo preparado para manejar contradicciones, entonces se va del PRD y funda el PLD.

En el PLD todo era “chupa tú y déjame el cabo” durante un buen tiempo. Se leía mucho, con cero debates interno o externo, ni participación en las luchas gremiales, populares, barriales ni de ningún tipo. El PLD era como un partido de Cuadros Políticos estilo izquierda, pero sin participación política de éstos, pues sólo Bosch representaba su partido.

Ese estilo organizativo y de dirección generó conocimientos teóricos sobre todas las ciencias sociales y económicas, cohesión y disciplina, pero aisló al partido y a su militancia del debate político, económico y social, barrial, sindical y a otros niveles. Y algo muy importante: producto de lo anterior, NO APRENDIERON A MANEJAR CONTRADICCIONES.

Y si los izquierdistas, que vivíamos, dormíamos y comíamos con las contradicciones por estar inmersos en los frentes de masas, como clubes, sindicatos, asociaciones campesinas y de otra índole, no pudimos salir vivos de las luchas internas, es de esperar que al PLD le vaya igual que como nos fue a nosotros. De ahí que considero ingenuo creer que el PLD será lo mismo después de la salida de Leonel Fernández, o que él y Danilo Medina pudieran “acomodar la carga en el camino”.