El Faro del Sur

BUSCAR EN NUESTRA PAGINA

Header Ads

OPINIÓN: La nación no debe caer en el "sálvese quien pueda y como pueda".

0 comments
Por David Ramírez

En la República Dominicana, de 10 millones de habitantes, tenemos 3 millones de ciudadanos viviendo bajo el umbral de la pobreza. Los planes de subsidios sociales del gobierno benefician aproximadamente a uno 912 mil dominicanos a través de la Tarjeta Solidaridad, el gobierno promete agregar otro 690 mil adicionales, si lo sumamos, eso viene siendo un poco más de la mitad de los pobres que tiene el país.

¿Qué haremos con el resto de los pobres? ¿Que coman aire? ¿Qué pasará con los miembros de la clase media que no tienen empleos y vivían de la informalidad? ¿Que se lo lleve San Quintín o se salven como puedan? ¿Qué pasará con los microempresarios y emprendedores?

Yo, como muchos emprendedores, no calificamos para los programas de subsidios del gobierno porque no somos "pobres",  pero ahora esta crisis ha paralizado nuestros pequeños negocios, lo tenemos cerrados, no estamos generando recursos para cubrir los costos del paro económico, mientras las cuentas del alquiler de local, de mantenimiento, de la luz y teléfono siguen su curso, no se han congelado.

Los microempresarios y emprendedores somos uno de los segmentos económicos de la sociedad más afectados por esta crisis del coronavirus, tenemos solo dos opciones: Coger un préstamo para cuando pase esta crisis del coronavirus mantener nuestros negocios abiertos o sencillamente cerrarlos y dedicarnos a otra cosa. 

La primera es una opción muy impredecible porque no sabemos si todo continuará como antes, que la gente retornará a  su vida normal, cosa que dudo mucho a corto plazo.

Lo que propuso el presidente Danilo Medina en su discurso de anoche es positivo, como el  incluir a 690 mil pobres más al programa  de subsidios sociales.  Lo único que exijo es que esa ayuda no sea a media, todos somos dominicanos. 

El deber del Estado es proteger a sus ciudadanos, no dejarlos desamparados. El Estado jamás debe poner en tela de juicio su misión, que es actuar sin discriminación de ningún tipo en esta crisis sin precedente en la historia dominicana. 


El Gobierno debe actual de inmediato, porque nuestra nación no debe dejar de ser un comunidad social civilizada para convertirse en una nación del "sálvese quien pueda y como pueda".