El Faro del Sur

BUSCAR EN NUESTRA PAGINA

Header Ads

VIDEO: Por primera vez en 18 años Julio Castillo Terrero «tiene comida amenazada”

0 comments

Por Benny Rodríguez

Barahona.- Por primera vez, en 18 años, que Carlos Julio Terrero Castillo vende pollos asados en el malecón de Barahona, observa que la “comida de su familia está seriamente amenazada”.

Así narró a #LaLupaDelSur el trabajador informal de la economía local, quien contó que no tiene forma de cómo conseguir el sustento de su familia, debido a que no tiene un empleo en una empresa o institución del Estado, preocupación que se acrecentó aún más por la declaratoria de “toque de queda” en toda la geografía nacional, la cual entra en vigencia a partir de mañana viernes.

Terrero Castillo, es consciente de lo que ocurre en el país, pero entiende que la disposición del Poder Ejecutivo, primero declarando en “emergencia nacional” el país y ahora decretando “toque de queda” en todo el territorio nacional para frenar el avance del coronavirus en la República Dominicana, es necesaria, “pero hay que ver qué hacer con nosotros”.

Señaló que esta situación afectará su negocio, sobre todo, el sustento de su familia, por lo que solicitó a las autoridades buscar alternativas de solución para que a las personas, que como él, viven de la economía informal, se les puedan otorgar ayudas para hacer frente a la situación que observa, “apenas comienza”.

Entrevistado mientras “asaba pollos” en el malecón de aquí, y que ofertaría a sus clientes esta noche (viernes 20 de marzo), dijo que no tiene condiciones para quedarse sentado en la casa, ya que tiene que buscarle la comida a sus ocho hijos.

Señaló que de la venta de pollo asado consigue el sustento de la familia, honra compromisos importantes, como el pago de la energía eléctrica, la escuela de sus ocho hijos-as, así como otras cosas que como cabeza de familia debe cumplir en su hogar.

Terrero Castillo, quien vende pollo desde que era un adolescente, vende los sábados 30 pollos, los domingo 35, mientras que días normales de la semana entre 15 y 20 de la ave, sin embargo, dijo que tiene un “rompe cabeza” porque a partir de mañana viernes no sabe en qué actividad económica conseguirá el sustento de la familia.

Dijo que las disposiciones del gobierno deben ser cumplidas por los ciudadanos-as, pero reiteró su pedido para que las autoridades piensen en los trabajadores informales que viven, como en su caso, de lo que “ganan en la noche”.

En la medida en que avanza el Covid-19 en el país las autoridades dominicanas extreman las medidas con el objetivo de poner un freno a la epidemia que ya ha cobrado la vida de miles de personas en el mundo, con casos dramáticos en China, Japón e Italia, así como el concierto de los países asiáticos, europeos, así como de América.