El Faro del Sur

OPINIÓN: Tras la cabeza de Gonzalo Castillo

0 comments
POR SANTO SALVADOR CUEVAS

El PRM, y con ello el presidente Luis Abinader a la cabeza, a situado en un segundo plano la posibilidad de iniciar la gobernanza en un ambiente armonioso y en Paz, dando prioridad a la persecución ideológica, las calumnias y acusaciones gratuitas y sin pruebas a la vista, contra el gobierno pasado.

Con ello Luis Abinader, en vez de dar respuestas a los reclamos y expectativas de las bases del PRM, con sus empleos y funciones públicas, ha planificado el inicio de la campaña política del 2024, pretendiendo con ello la perpetuidad en el poder y que "solo es posible", si se inhabilita moralmente a su principal oponente a la vista el Lic. Gonzalo Castillo.

Abinader perdió de Danilo Medina en el 2016, con 37% de los votos emitidos, y hoy es el presidente de la República. Gonzalo Castillo perdió de Abinader en el 2020, con un 38% de los votos emitidos, visto en perspectivas, ante un gobierno que se desgasta rápidamente, Gonzalo se perfila como el próximo presidente de la República. Eso es así.

A menos que no se proceda a traspolar al territorio nacional, las experiencias de Brasil y Ecuador, en donde se prefabricaron expedientes para inhabilitar a Luis Ignacio Lula Da Silva y Rafael Correa, respectivamente.

La doctora Milagros Ortiz Bosch, con el aval inequívoco del presidente Luis Abinader, a procedido a tocar los clarines de la percusión y el abuso de poder contra el funcionario más eficiente del gobierno pasado, el Lic. Gonzalo Castillo. 

El país está asfaltado por los cuatro costados, estamos interconectados entre todas las Regiones con notables avenidas y carreteras. Gracias a Gonzalo Castillo, las carreteras de República Dominicana, hoy son más seguras gracias a la puesta en ejecución del programa de seguridad vial.

Entonces, Luis Abinader está apostando a quebrantar el camino de la paz social que garantizaron los gobiernos del PLD durante 16 años, para montarse en una aventura en donde nos podemos afectar todos.