El Faro del Sur

VIDEO: Denuncian CAC acapara el agua de consumo humano y la vierte en las quebradas

0 comments

Por Germán Reyes

Barahona.- La percepción de no pocos residentes de Barahona es que el Instituto de Aguas Potables y Alcantarillados (Inapa) y otras instancias del gobierno les han dejado desprotegidos ante la crisis por la falta de agua potable originada con el paso de la tormenta Laura, hace más de una semana.

Las aguas del fenómeno natural provocaron la salida del Acueducto Múltiple del Suroeste (Asuro), que abastece a una gran parte de la región Enriquillo, de manera específica a las provincias de Independencia, Bahoruco y Barahona.

Es socorrida la versión de que las deficiencias del Asuro tienen que ver con el «descalabro» frecuente del bombeo. «Se dañan las bombas con frecuencia y no todos los equipos de bombeo funcionan», además de que su vinculación a la presa de Monte Grande está en veremos, lo cual sería una solución al suministro de agua al sistema.

Por demás, la obra (el Asuro), después de más de 15 años de construido, se ha quedado insuficiente. Fue erigida su primera etapa, y la segunda no se visualiza.

El Inapa ha dicho que trabaja para restablecer el servicio de agua potable a los usuarios, pero la percepción es que sus esfuerzos son insuficientes, que en realidad poco o nada se realiza.

Sin embargo, se desconocen sus acciones para eliminar la turbidez del agua. Se ha dicho que solo suspende el servicio.

¿Y qué desorden es que tiene Inapa con este pueblo de Barahona”, tronó el sacerdote Ángel Cuevas, de la Catedral de Barahona. Hoy vino salud pública y probó la cloración de la misma y no tiene nada de cloro, agregó.

Nadie puede con el CAC

El dirigente comunitario Benjamín Batista opinó que el Consorcio Azucarero Central (CAC), la empresa que administra el Ingenio Barahona, administra las aguas de la región sin la más mínima vigilancia, “y menos aún, de control de parte de las autoridades”.

Batista se refirió al agua del principal afluente, el río Yaque del Sur, la cual el CAC supuestamente hace usufructo de alrededor del 80% en desmedro de los pequeños agricultores de la zona, “que alcanzan casi la totalidad”.

En la comunidad de La Guázara, el consorcio supuestamente acapara un alto porcentaje de las aguas del río Palomino. Desde ahí se abastece la población de Villa Central.

De acuerdo con un vídeo filmado por Onésimo Pérez (Piloto), un ciudadano preocupado de la Guazara, el CAC vierte las aguas del río Palomino en una de las quebradas del entorno.

Privilegian la zona franca

Las aguas de un campo de pozos ubicado en Caballero, una comunidad del entorno de Habanero, solo sirven para abastecer la termoeléctrica que opera en Villa Central y a las empresas de la zona franca del mismo distrito municipal.

Mientras tanto, el agua de los pozos del entorno del río Birán, un afluente depredado en su nacimiento y todo su cauce, es extraída con pronunciada dificultad, precisamente por la excesiva contaminación.

“Es que ni el Inapa ni el Ministerio de Medio Ambiente operan para favorecer a la empobrecida región Enriquillo”, dijo Batista.