El Faro del Sur

OPINION: El judicializar a Gonzalo por compra del pajal Bahoruco Beach Resort, atenta contra desarrollo de Barahona y el Sur

0 comments
 Por José Medina

Hemos visto como ciertos sectores buscan la paralización de la construcción del hotel Perla Azul de Barahona, propiedad del empresario Gonzalo Castillo; una mezquindad y una decisión que todo sureño, pero, sobre todo, barahonero debe evitar a como dé lugar.

La denominada Fundación Alianza Ciudadana, busca con su accionar, detener la obra cumbre, lo que marcaría el inicio del desarrollo del Sur, como lo es el complejo hotelero, que el único pecado es, que su principal accionista fue funcionario del pasado Gobierno.

Las razones para establecer su denuncia carecen de todo tipo de razonamiento lógico.

El complejo hotelero, que en principio era propiedad de la cadena Barceló permaneció varios años cerrado hasta el año 2013, convirtiéndose en unas ruinas, un criadero de arañas, culebras y todo tipo de insectos, sin que nadie hiciera el favor de adquirirlo al Banco de Reservas.

Durante varios años, los hierros se pudrieron, por los efectos de las aguas saladas del mar; además de que quienes construyeron el complejo hotelero, lo hicieron con arena, grava y gravilla sacada del mar, sin ser tratada, conservando la sal, lo que provocó un progresivo deterioro de las varillas y el hierro en la infraestructura.

¿Dónde diablos estuvo la Fundación Alianza Ciudadana, en el tiempo que el hotel Bahoruco Beach Resort estuvo cerrado?

¿Cuáles fueron las razones por las cuales la Fundación Alianza Ciudadana no se acercó al Banco de Reservas durante el tiempo que el hotel Bahoruco Beach Resort estuvo cerrado y se lo adquiera al Estado?

No, eso no. Ese hotel es del Sur, y el Sur, no se merece un completo hotelero de primera. Pues están muy equivocados, porque ese complejo hotelero, es y será el inicio del desarrollo turístico de Barahona y el Sur.

La Fundación alega que fue adquirido de forma irregular. ¿Qué habrá pasado?

¿Se compró al Estado y no se pagó?

Habría que establecer qué habría sido ilegal y qué habría sido legar para la jodida fundación, que al parecer, no tienen nada que hacer y su objetivo es perturbar, porque si el hotel lo hubiera adquirido otro personaje, hasta por menos dinero, hoy nadie dijera esta boca es mía, pero peor aún, si el hotel estuviera convertido en un “pajal”, como cuando lo adquirió la familia Castillo, los miembros de esa fundación estuvieron muertos de risas.

Consideramos que todos los sureños, desde San Cristóbal hasta Pedernales, debemos levantar “pancartas”, para que ese complejo hotelero sea terminado lo antes posible, porque estamos más que seguros, que con él, ha llegado el verdadero despertar del Sur.

El complejo hotelero Perla del Sur, ubicado en la comunidad de Bahoruco, provincia Barahona, es el más ambicioso proyecto de desarrollo hotelero, por lo que el solo hecho de intentar detenerlo, sería un crimen, no para Gonzalo Castillo, sino para cada sureño y barahonero, que tiene cifradas sus esperanzas en el desarrollo de la industria sin chimenea en toda esa zona.

A la carga sureños, todos unidos a defender lo que es nuestro, porque el Sur, solo le duele al sureño, y sabemos que con su desarrollo, tiempla el Norte y tiembla el Este, porque nosotros desde Barahona hasta Pedernales, sí tenemos, lo que a otros le falta.