El Faro del Sur

EDITORIAL DE ARMARIO LIBRE: Los invasores de tierra, a la cárcel y boten las llaves

0 comments

En los últimos años, la República Dominicana ha tenido que enfrentar varios tipos de delincuencias. Delincuencia callejera, delincuencia juvenil, el narcotráfico, atracos a mano armada, pero ninguna ha sido más fuerte y dañina que la invasión de terrenos.

A través de los años, se han formado bandas de invasores de terrenos privados y al Estado, y no en busca de un solar para construir una casita; no, no nos referimos a ese tipo de invasión de tierra; nos referimos a la apropiación de cientos de tareas de tierra en lugares exclusivos para luego venderlos, timando a inversionistas con títulos falsos, lo que a la postre, le hace un daño fatal a la República Dominicana.

En el Distrito Nacional y las demás provincias del país siempre se denuncian grandes invasiones de terreno, pero lo que ocurre en Barahona, es para tomar decisiones drásticas, ahora, porque mañana, inversionistas podrían ser afectados, ante el desarrollo para esa provincia del Sur, anunciado por el presidente Luis Abinader.

Son muchos los inversionistas que han sido timados en Barahona; muchos son los extranjeros que han tenido que abandonar el país, al perder millones de pesos y dólares, porque adquirieron propiedades con títulos falsos.

Una cadena de supermercados, una de las más grandes del país, fue timada por uno de esos malhechores, que, con saco y corbata, le habría vendido una porción de terrenos con título falso. En este caso, los más perjudicados han sido los barahoneros que viven en su Barahona, porque ese delincuente, por sus fechorías, impidió que la Perla del Sur, hoy tenga una sucursal de esa cadena de supermercados.

Esa es solo una de las razones que todo barahonero debe pedir que esas bandas de invasores de terrenos, vayan a la cárcel y boten las llaves, porque con sus acciones, le hacen un gran daño al desarrollo de un pueblo.

Y en Barahona, esas bandas y sus integrantes, tienen nombres y apellidos, todo mundo los conoce, pero no sabemos qué hacen las autoridades judiciales, quienes los conocen, y a pesar de ser reincidentes en sus acciones, andan en las calles como personas ejemplares.

Las bandas de invasores de terrenos en Barahona andan como aves de rapiña en busca de sus presas, y te hablan con tanta vehemencia de que tal o cual predios les pertenece, que, si te duermes, se lo crees.

Pero, cómo es posible que un juez, un magistrado, se deje convencer por uno de estos delincuentes, que muchas veces reflejan el hambre, la pobreza, el grado de educación y la miseria al hablar, una, dos, tres, cuatro, cinco y hasta seis veces, de que son propietarios de terrenos en diferentes lugares.

Barahona, por ejemplo, ha tenido invasores en los barrios Enriquillo, La Raqueta, Palmarito, Pueblo Nuevo, Los Maestros, Jarro Sucio, y otros sectores.

En cada uno de esos sectores, los mismos delincuentes, han sido llevados a los tribunales, pero aun así, muchas veces los magistrados los dejan en libertad, luego de poner a los verdaderos propietarios, pasar bastante trabajo.

Los invasores de terrenos, que son los mismos, que son reincidentes, deben ser condenados de inmediato, porque le están haciendo un flaco servicio a la provincia de Barahona.

En Barahona se necesitan las grandes cadenas de supermercados, hoteles, restaurantes, pero las autoridades deben garantizar que quienes inviertan su dinero, quienes adquieran un bien, luego suceda que el título es falso, o que lo comprado, no es de la persona que vendió.

Eso debe acabarse, y es por el bien de los barahoneros y el desarrollo de Barahona, Perla del Sur, Novia del Caribe y Capital de la Belleza.