El Faro del Sur

OPINION: La urgencia de concluir Monte Grande y su actual nivel de ejecución.

0 comments
Por Ing. Teodoro Tejada
Ex-Presidente del Codia

La Presa de Monte Grande es un proyecto regional que beneficiará las provincias de Barahona, Pedernales, Bahoruco e Independencia, dado que irrigará unas 800 mil tareas, abastecerá el acueducto múltiple, producirá energía limpia a estas estas comunidades, también impactará positivamente la provincia de Azua, de ahí su importancia y la urgencia en terminarla.

Este magno proyecto, desde su firma del contrato en el año 2009, ya ha tenido en su ejecución tres presidentes constitucional de la república, con el Presidente Luis Abinader, que lleva dos meses y medio de su ejercicio presidencial, que con once años de su construcción, todavía su terminación de los componentes que se construyen actualmente, si se trabajara arduamente sería, en no menos dos años y medio, haciendo contar que los componentes de canales de riego, agua potable para suplir el acueducto múltiple y las dos hidroeléctricas, las cuales no se han licitados, haciendo contar que estos tres componentes no tienen financiamientos.

La Dirección Ejecutiva y la Fiscalización de este proyecto está a cargo del Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos (INDHRI), y su construcción bajo la responsabilidad de la empresa brasileña Andrade Gutiérrez, asociado a la compañía dominicana Servinca Ingenieros y Arquitectos.

El 28 de julio del 2010, en la ciudad de Barahona, se dio el primer picazo de inicio del proyecto múltiple de la Presa de Monte Grande, la rehabilitación y complementación de la Presa de Sabana Yegua, por el entonces presidente de la República, Dr. Leonel Fernández, desde esta fecha hasta los primeros días del mes de abril de 2013, esta obra estuvo prácticamente paralizada y se trabajó en construir varias alcantarillas de cajón en la carretera Azua-Barahona, en el tramo de Jaquimeyes al cruce de la carretera Barahona-Neyba.

Los trabajos fueron retomados con la entrega el 3 de abril 2013, de un cheque por valor de 40 millones de dólares, por el Ing. Olgo Fernández, director ejecutivo del Indrhi, por instrucción del expresidente, Lic. Danilo Medina y recibido por la empresa constructora, a través de un préstamo puente del Banco de Reservas, en lo que se desembolsa un crédito internacional aprobado por el Congreso Nacional.

La construcción de esta muy deseada obra, se interrumpió otra vez por los problemas que se presentaron con el empréstito contratado el 25 de junio de 2013 con el Banco de Desarrollo de Brasil (BNDES), suspendido por la entidad brasileña a raíz de los escándalos de corrupción en que se vio envuelta la constructora Odebrecht.

Su continuación se produjo con otro préstamo puente de US$30 millones otorgado por el Banco de Reservas, mientras se tramitaba ante el Congreso Nacional un cambio de fuente de financiamiento. Que resultó ser el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE), se comprometió US$249.6 millones, a una tasa de 2.5% en un período de 15 años, el mismo se dio inicio el 17 de febrero del 2018, para ejecutar la Fase III del Proyecto Múltiple de la Presa de Monte Grande.

El Presidente Luis Abinader, en su visita a Pedernales, manifestó que tiene un compromiso en el desarrollo del turismo en esta provincia, con el objetivo de impulsar el progreso con generación de más empleos y contribuir con el desarrollo sostenible de la zona. Estas empobrecidas provincias del sur profundo, necesitan que definitivamente haya un gobierno que se preocupe de estas olvidadas gentes, que son laboriosas y muy buenos anfitriones, repetimos de ahí la urgencia de concluir esta Presa, ya que sin un sistema de agua permanente, es poco lo que se podría lograr para ayudar estas poblaciones a salir de la pobreza, por lo que hay que actuar de manera muy rápida, porque no es cierto que la conclusión de esta gran obra hidráulica esté para el próximo año 2021, como declaro el pasado presidente Danilo Medina, en otra fecha presentada  por el pasado gobierno para su conclusión, por lo que su programación de terminación estaba pautada para 48 meses y propusieron que su terminación se haría en 30 meses, de acuerdo con el calendario de labores presentado por el INDRHI, la obra se entregaría el 30 de abril de este año 2020, en virtud de que se estaban trabajando en ella 24 horas en varios turnos; lo que claramente, era una quimera, aunque hay que decir que la pandemia del Covid-19 paralizo esta obra por 90 días desde 16 de marzo hasta finales de mayo, aun así las pretensiones del ex mandatario no era posible, ya que hubo que hacer muchos cambios, al diseño original.

Un información del INDRHI, da cuenta de varios cambios en su diseño original, al eje de la presa fue rediseñarlo para mejor funcionamiento y aprovechamiento, por lo que se movió dicho eje que estaba frente a la comunidad de Monte Grande, 6 metros hacia arriba donde la cota de operación ubicada en la cota 87, se trasladó a la cota 97, obteniéndose una mejoría de 100 millones de m3, ya que inicialmente se almacenaría 250 millones de m3, y ahora esa capacidad de almacenamiento subió a 350 millones de m3 de agua; se cambió la cara de concreto por núcleo asfaltico, se le instaló una pantalla plástica 22.5 metros por debajo del nivel de tierra para evitar filtraciones, luego encima de la pantalla plástica se colocó  un plinto capitel de hormigón armado con una longitud de 92 metros de longitud, iniciando en la corona de la presa y termina en la primera torre.  Arriba del plinto se coloca el núcleo asfáltico, que se elevara 32 metros de altura, con cuya elevación el núcleo asfáltico va incorporado a la corona de presa que es un material suelto, que tiene ya colocado la ataguía incorporada que se mantendrá ahí,  de 25 metros de alturas, ya construida y su función es represar las aguas del rio para trabajar el eje de la presa. Actualmente se construye un plinto convencional que es el tipo zapata y a partir de cual se empalma el núcleo asfaltico de la presa.

Los túneles que son infraestructuras que se utilizan para el desvió del rio Yaque del Sur, son dos unidades de 270 ml de longitud, cada uno con lo que se dio paso a la construcción de la corona o muro de la presa, inaugurados el 13 de agosto del 2019, en estos túneles también hubo que hacer grandes cambios porque todos eran cerrados, y se rediseñaron con el 60% abiertos en la entrada y en la salida, con lo que se hizo un ahorro de tiempo y dinero.

En síntesis en este proyecto hubo gran avance en su ejecutoria, en lo referente a la construcción de la Presa, en las obras para control de inundaciones en la cuenca baja del Río Yaque del Sur, pero es necesario recordar que es mucho lo que falta para terminar el componente citado anteriormente e insistimos que su conclusión estaría en dos años y medio con trabajos continuos, en lo que falta gran trabajo en el muro de la presa, los plintos, y las obras de excedencias de caudales, los llamados vertederos de servicios donde las estructuras de hormigón de estas obras de evacuación de la presa, no excede el 35% y el vertedero de emergencia su construcción no se ha iniciado a la fecha. Las infraestructuras de riego, suministro de agua potable contemplado en su contrato original y en el financiamiento del El Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE), el aumento de presupuesto de las obras realizadas y en ejecución  absorbieron prácticamente el total del financiamiento, por lo que el gobierno de Luis Abinader tendrá que buscar financiamiento para la construcción de los el sistema de riego, agua potable y la generación.

El Ing. Olmedo Caba Romano, Director Ejecutivo del INDRHI, ya debería estar trabajando para presentarle al Presidente de la República, un ante proyecto de ley para estos financiamientos y no esperar que termine el vigente porque él debe saber muy bien que con este empréstito no se construyen las infraestructuras para riego y el agua potable del acueducto del suroeste, al tiempo de que se conoce que las dos Hidroeléctricas, ni se ha licitado, ni tienen financiamientos para su construcción.

El proyecto Monte Grande, que abarco la complementación de la Presa de Sabana Yegua, beneficiara unas 600 mil personas, e impactara favoreciendo grandemente la pesca, el turismo ecológico, en el sistema de riego, agua potable, la generación y ahorro de energía.

La Presa de Monte Grande, su construcción estaba compuesta por cinco componentes, y en la pasada administración del Indrhi, se le agregaron dos más componentes para control de escorrentías.

El primer componente, que se realizo fue la reparación de la presa de Sabana Yegua en San juan de la Maguana, desde el 2013 a 2016, donde trabajo en complementación y rehabilitación de la presa, con fondo de gobierno central.

El segundo componente, estudio, diseño, evaluación de impacto ambiental, presupuesto del proyecto de presa y sus canales.

El tercer componente, proceso de construcción de la Presa de Monte Grande y sus canales en ambos lados derecho e izquierdo. Trabajos estos iniciados el 25 de enero de 2018.

Cuarto componente, construcción 400 viviendas con sus servicios, llamado Centro Poblado para la reubicación de los habitantes, desalojados, un total de 375 familias, en el ara útil de construcción de la presa, tales como en los Güiros, San Simón, La Meseta y la Comunidad de Monte Grande; se construyeron 400 viviendas para cualquier imprevisto, este proyecto está en un 75% de su terminación.

El quinto componente, es la construcción de las dos Centrales Hidroeléctricas, En este componente se tiene previsto también construir la línea de toma de Acueducto para abastecer de agua potable a la población

Sexto componente, es la rehabilitación y construcción del vertedero de Canoa en la curva de Lolito del rio Yaque del Sur para administrar 500 m3 de agua cuando haya grandes avenidas y que el rio no afecte a las comunidades agua abajo, por ejemplo, Palo Alto y Jaquimeyes.

Séptimo componente, rehabilitación del todo el sistema hidráulico del Caño Trujillo para controlar el rio en ese punto para evitar desbordamiento de la Laguna de Cabral o laguna de Rincón, que cuando recibe grandes cantidades de agua descarga estas aguas al Lago Enriquillo.

El muro de la presa su construcción presenta un avance de un 30%, al igual que la obra de desvió en la parte de hormigones.

Es importante decir que, el estudio, diseño y construcción se le adjudico a la misma empresa, la Brasileña Andrade Gutiérrez. Lo cual no es aconsejable que la misma empresa que construya, también haga los estudios correspondientes del proyecto y el diseño.