Emite observaciones al Proyecto de Ley para el Control de Expendio, Suministro y Consumo de Bebidas Alcohólicas

0 comments

SANTO DOMINGO:  La Comisión Nacional de Defensa de la Competencia (PRO-COMPETENCIA) emite informe no vinculante sobre el Proyecto de Ley para el Control de Expendio, Suministro y Consumo de Bebidas Alcohólicas que está siendo analizado por la Comisión Permanente de Interior y Policía y Seguridad Ciudadana del Senado de la República, donde, la institución expresa una seria preocupación por vulneraciones a la Ley General de Defensa de la Competencia, núm. 42-08 y principios constitucionales y de administración pública.

Dicho Proyecto establece la necesidad de obtener una licencia para expendio y/o suministro de bebidas alcohólicas, sobre lo cual la institución manifestó que, tomando en cuenta el artículo 50 de la Constitución Dominicana, el cual habla sobre la libertad de empresa, y considerando que el alcohol es de venta libre en nuestro país, pretender obligar a que los agentes económicos que de manera formal se dedican a su comercialización tengan que solicitar una licencia para vender un producto lícito y de libre comercio, supone una barrera que, además, es desproporcional al objeto del proyecto de ley analizado.

La República Dominicana ya cuenta con normas tributarias, de calidad y de salud vinculadas a las bebidas alcohólicas que deben cumplir tanto los comercios que las venden, como los consumidores, conforme aplique para cada uno.

Por otro lado, en lo que respecta a los requisitos que debe reunir una entidad comercial para que le sea otorgada la licencia para expendio y/o suministro de bebidas alcohólicas, PRO-COMPETENCIA destaca que el proyecto de ley no los contempla. En definitiva, no se advierten precisiones relevantes como son: la duración de las licencias, las condiciones o requisitos para su otorgamiento o acceso a la actividad comercial y los criterios para establecer excepciones, lo cual atribuye una excesiva discrecionalidad a la Administración Pública.

En este contexto, el establecimiento de requisitos o condiciones injustificados para el acceso a una actividad económica de libre comercio supone limitar innecesaria y desproporcionadamente el ejercicio del derecho a la libertad de empresa y comercio, que resulta ser la principal condición para mantener un cierto nivel de competencia efectiva en los mercados.

En cuanto a las delimitaciones territoriales que plantea el proyecto de ley, al prohibir el otorgamiento de permisos que autoricen la venta o suministro para consumo de bebidas alcohólicas a menos de 50mts de zonas residenciales, habitacionales o escolares; PRO-COMPETENCIA resaltó que, desafortunadamente, la República Dominicana no tiene una organización urbana que permita diferenciar de manera estricta, cuáles son estas zonas.

De aprobarse esta prohibición se estaría creando una barrera importante en el mercado, provocando la desaparición de un sinnúmero de comercios, y/o limitando sustancialmente los productos que dichos establecimientos están acostumbrados a comercializar.

Por este motivo, la institución recomienda que el órgano proponente evalúe los criterios de distancia mínima desde la perspectiva de los principios de buena regulación económica, atendiendo a la necesidad, proporcionalidad, y mínima restricción o, de lo contrario, pondere eliminar esta disposición.

Para más detalles de este informe accede a Observaciones de ProCompetencia para el Control de Expendio, Suministro y Consumo de Bebidas Alcohólicas.