Retaliación recurrente en ejecutivos CAC en 2019 botaron tres empleados fueron testigos de juicio

0 comments
Por José Medina
Tomado de Armario Libre

BARAHONA: El Consorcio Azucarero Central (CAC), despidió, recogió y luego dio un plazo hasta el 30 de este mes al superintendente de Tesorería, Amable Rogelio Féliz Ledesma, destituido de sus funciones, luego que asistiera como testigo en un caso que se ventila en los tribunales de Barahona en demanda por prestaciones laborales de tres exempleados.

El pasado 15 de abril se desarrolló una audiencia en la Segunda Sala de la Cámara civil, Comercial y de Trabajo del Juzgado de Paz de Primera Instancia, que preside el magistrado Manuel Emilio González Castillo, donde Féliz Ledesma fue uno de los dos testigos del CAC, pero al salir, porque presuntamente no satisfizo a los ejecutivos de la empresa azucarera, no volvió a su oficina los siguientes  días de esa semana.

Esta retaliación en contra de Féliz Ledesma, no es la primera vez que ocurre con los ejecutivos del CAC-Barahona, porque en octubre del 2019, la empresa que administran guatemaltecos, despidió a Jefte Paulino Paradys Pérez, Kelvin Alexander Rodríguez y Mario Urbáez Castillo, quienes sirvieron de testigos a los despedidos Orquídea Batista, Edwin Gómez y Wander Matos.

Matos trabajaba en el departamento de Tesorería, y Gómez, en el departamento de Compras del CAC, y fueron obligados a firmar sus renuncias, al igual que Batista, pero renunciando a todos sus derechos adquiridos por los años en la empresa azucarera.

En una audiencia del mes de octubre del 2019, Pérez, Rodríguez y Urbáez Castillo, fueron como testigos de Batista, Matos y Gómez, y cuando volvieron a la empresa luego de la audiencia, no se les permitió ni la entrada.

Ahora, con el caso de Féliz Ledesma, sucedió algo parecido, pero una publicación de www.armariolibre.com.do, hizo a los ejecutivos echar para atrás una medida y lo pusieron a trabajar hasta finalizar el mes.

Luego de la ausencia del jueves 15 de este mes, Féliz Ledesma se ausentó ese mismo día, viernes y sábado, volviendo a su oficina el lunes, luego de la publicación periodística, pero según una fuente, era tratado aislado, “como si tuviera lepra”, y no se le permitía interactuar con los demás empleados.

Quien fuera superintendente de Tesorería del CAC, habría sido forzado a trabajar hasta el 30 de este mes, porque de lo contrario no le pagarían sus prestaciones laborales, producto de varios años de labores.

“Debo trabajar preaviso, porque no me dijeron vete, sino estarás hasta el día 30 de este mes”, dijo Féliz Ledesma a una fuente.

La seriedad, honestidad y respeto del superintendente de Tesorería del CAC es incuestionable, pero el hombre no pudo, según los informes, convencer al magistrado González Castillo en la audiencia, evidenciado por los abogados de ambas partes, los propios ejecutivos del CAC y los asistentes en el juicio.

“Me dijeron que debo ir hasta esa fecha, yo no quería porque viene de ellos, no fui yo”, insistió Féliz Ledesma.

El quien es funcionario de la empresa azucarera en Barahona, aseguró que solo trabajará hasta el 30 de este mes, ni un día más.