El Faro del Sur

EL PERSONAJE DEL DOMINGO: Rhina Velazquez

0 comments

POR AGUEDA RAMIREZ

Hija del matrimonio de Don Noviles Velázquez Rodríguez y de Doña Angélica Nin Ortiz, ambos fallecidos, nace en la ciudad de Santo Domingo, Distrito Nacional, un 19 de diciembre. Su arribo a esta ciudad de Barahona se produjo en julio de 1979.

La formación académica de la Dra. Velázquez consiste en: 

Doctora en Medicina, en la Universidad Autónoma de Santo de Santo Domingo, 1975.

Pasantía médica en el Instituto Dominicano de Seguros Sociales, en Santo Domingo, 1975-1976.

Especialidad en Dermatología en el Instituto de Dermatología y Cirugía de Piel, 1976-1979.

Educación Especial, en la Escuela Normal Félix Evaristo Mejía, 1992.

Terapia del Lenguaje, Universidad Autónoma de Santo Domingo, 1995.

Participación desde su época de estudiante en todos los Congresos de la Sociedad de Dermatología, más Congresos, Jornadas y Charlas en París, Puerto Rico, el Salvador y, en República Dominicana, en el Distrito Nacional, Santiago y Pedernales. 

Durante el matrimonio con el también médico, Dr. Rafael Almides Féliz Vilomar procreó a Fabrizio Rafael (fallecido), Ramsés y Fabrina médicos especialistas, y Francisco Ramsés Féliz Velázquez, este último empleado privado en una empresa distribuidora de equipos médicos.

La Dra. Velázquez ha ejercido las siguientes funciones laborales: 

Directora de la Unidad Dermatológica del Suroeste, Barahona, 1979-1994.

Médico encargado del Servicio de Dermatología  del Hospital Jaime Mota, Barahona, 1979-2010.

Médico encargado del Servicio de Dermatología en el hospital Jaime Sánchez del IDSS, Barahona, 1983-2007.

Dermatóloga en el Centro Médico Regional Magnolia, desde 1989.

Dermatóloga en la Unidad Dermatológica del Suroeste, desde el 2001.

Como aportes de la doctora Velásquez a la sociedad barahonera y al país podemos enumerar las siguientes acciones:

Programa Orientación para la Salud a través de Radio Enriquillo.

Fundadora del Boletín Informativo AMD Regional Sur, 1990.

Donación de la obra literaria inédita “Mi Faby Autistaˮ, escrita por ella con motivo  de la condición de autista de su hijo Fabrizio, en el cual cuenta su historia con el propósito de ayudar a las madres con hijos especiales,  a la Sociedad de Autismo en dos ediciones, la última ampliada, para la recaudación de fondos  y la educación de personas con hijos especiales. 

Autora de los Reglamentos Éticos de Dermatología. 

Actividades en favor de los enfermos de la Región Enriquillo, desde la Sociedad de Médicos Católicos.

Desde el Club Rotary Internacional, colaboración con el programa de colocación de tarjas de lugares históricos de la ciudad de Barahona.

Columnista para el periódico Armario Libre desde 2006.

La participación social de la Dra. Velásquez ha sido realizada en calidad de colaboración como miembro activo de numerosas instituciones nacionales e internacionales tales como:

Colegio Centroamericano de Dermatología.

Movimiento Ambiental Río (MAR). 

Comité de Ética de la Sociedad Dominicana de Dermatología.

Colegio Médico Dominicano Filial Barahona, primera Presidenta.

Colegio Médico Dominicano Regional Sur, dos veces Presidenta.

Asociación Dominicana de Terapeutas del Lenguaje, miembro fundadora.

Asociación de Médicos Católicos, Presidente 2004-2006.

Hogar Crea Internacional filial Barahona, Vicepresidenta.

Patronato Nacional de Ciegos filial Barahona.

Asociación Dominicana de Rehabilitación filial Barahona.

Junta Directiva Fundación Universitaria UCATEBA.

Club Rotary Internacional.

Los aspectos en los cuales más se ha destacado la Dra. Velásquez han sido: en lo cultural, el trabajo comunitario, en el plano profesional, el ejercicio de la medicina, en la comunicación, con publicaciones periódicas sobre la dermatología y cultura general, por todo lo cual ha sido objeto de numerosos y variados reconocimientos:

Colegio Médico Dominicano filial Barahona, en tres ocasiones, por Fortalecer la Unidad de los Médicos del Sur.

1er. Y 2do. premios en concursos literarios de la   Asociación Médica Dominicana (hoy Colegio Médico Dominicano) filial Barahona, 1989-1990 y 1990-1991 respectivamente.

Unidad Dermatológica del Suroeste, por ser la Unidad elegida como MODELO a nivel nacional por la Organización Panamericana de la Salud, mientras fue directora de la misma, 1994.

Asociación Médica Dominicana, hoy Colegio Médico Dominicano, como ¨Destacada Mujer Médica¨, en el primer centenario de su fundación.

Medalla al Mérito Hogar Crea Internacional, 1996.

Premio Evangelina Rodríguez por sus dotes académicas y gremiales, 2004.

Sociedad Dominicana de Dermatología de la filial norte y San Juan de la Maguana, 2004.

Sociedad Dominicana de Autismo por la ayuda que su libro “Mi Faby Autistaˮ ha prestado a las familias con hijos discapacitados, 2004.

Colegio Médico Dominicano, dedicatoria del  Primer Simposium Dominicano de Bioética y Ética en Salud, julio 2006.

Hija Distinguida de Barahona, Ayuntamiento Municipal, 2007

Periódico Armario Libre: por sus 5 y 10 años como articulista, años 2011 y 2016 respectivamente.

Luego de la labor descrita, tanto en lo profesional como en el aspecto social, dice la Dra. Velázquez sentirse agradecida de su Señor Jesús por el apoyo concedido para poder seguir adelante en medio del sufrimiento, así como a su familia, la cual la ha apoyado incondicionalmente y ayudado a sobrellevar situaciones difíciles. 

A propósito de lo antes dicho, la Dra. Velázquez  invoca el pensamiento de Adele Kamm,  muchacha suiza que enfermó a los 20 años, quien tenía su habitación siempre llena de flores como si se tratara de un altar, y que supo ofrecer a cuantos acudían el perfume de sus virtudes aunque sufriera grandes dolores y que fue un testimonio vivo de aquella alegría reservada a quienes creen y esperan la resurrección con Cristo, aunque estén clavados en el lecho del dolor: 

“Es necesario saber florecer allí donde Dios nos ha plantado”, refiriéndose a vivir con alegría allí donde vivimos, en las circunstancias en las que nos ha tocado vivir.

En un mensaje a las nuevas generaciones, la Dra. Velázquez recomienda a los jóvenes aprender cada día algo nuevo, algo que los ayude a ser útiles a ellos mismos, a su familia y a la sociedad.  
Es proyecto de la Dra. Velázquez seguir capacitándose con el propósito de servir cada vez mejor a la sociedad, y aspira además a poder colaborar con la instalación en esta ciudad de Barahona de un centro cultural donde los jóvenes puedan desarrollar sus talentos, al tiempo de conocer nuestra historia, y también escribir la historia de todas las provincias del sur.