El Faro del Sur

OPINIÓN: Un amigo y maestro

0 comments
POR STILL PEREZ

Santo José Matos Méndez, Con una visión paterna hacia mí, fue mi protector durante un tiempo en mi estancia en Madrid, mientras cursaba una especialidad profesional. 

Es un barahonero consagrado, con sólida preparación, formación de 4to nivel en las matemáticas y suma facilidad para enseñarla, un pedagogo natural. 

Santos me ayudó bastante a colmar lagunas en temas matemáticos. Durante mi formación de grado, cuando era yo todavía un muchacho, me enseñó aspectos básicos y temas puntuales aritméticos y algebraicos, que requería en aquel momento para mis estudios universitarios.

Me sacó de múltiples apuros. Hoy, a propósito de cierta postura que he asumido, me ha hecho discretamente (como le es característico) una observación de forma muy modesta, pese a su consabido nivel en las matemáticas: no debe reemplazarse la trigonometría por la aritmética, la primera es necesaria para la preparación tecnológica.

 Ante lo cual sólo digo: sin nada que objetar, eximio maestro.