Cuando el pitcher de Yankees Carl Mays mató de un pelotazo a Ray Chapman

0 comments
NEW YORK: ¿Le suena el nombre de Ray Chapman? ¿No? Si nunca ha escuchado su nombre, estamos seguros de que no va a olvidarlo después de leer su trágica historia: él ha sido el único pelotero en la historia de MLB que ha muerto por un pelotazo en la cabeza.

Ocurrió el 16 de agosto de 1920. Ray Chapman, de los Indios de Cleveland, entró en la caja de bateo en la quinta entrada mientras caía una ligera lluvia sobre el estadio. Chapman tomó su bate para enfrentar al pitcher los Yankees, Carl Mays, sin sospechar que ese sería el último turno de su vida.

Mays, era un experto de la bola submarina y era una época en el beisbol en la que apenas se empezaban a sacar de juegos las pelotas raspadas que podían provocar movimientos extraños.

Unos segundos antes del envío, cuando vio que Ray Chapman bajó el bate para tocar la bola, Carl Mays decidió entrar en la zona con una bola rápida. 

Fue directo a la cabeza del bateador, que no pudo hacer nada para evitar el impacto, y lo golpeó en la sien izquierda.

“Mi abuelo le dijo a la familia que cuando la pelota lo golpeó en la sien, sonó como una teja seca al romperse y lo escucharon en todo el Polo Grounds”, dijo Peggy Kilroy Sill, nieto del umpire del juego al Boston Globe

El pitcher creyó que Chapman había golpeado la pelota con el bate y corrió a fildearla para sacar el out en primera. Unos segundos después, el estadio entero entró en pánico.