El Faro del Sur

BUSCAR EN NUESTRA PAGINA

Header Ads

SANTO DOMINGO: Leonel es un tránsfuga según nuevas leyes de partidos políticos y régimen electoral

0 comments
SANTO DOMINGO: Conforme a los artículos 49 de la Ley 33-18 de Partidos Políticos y 134 de la Ley 15-19 sobre Régimen Electoral, que prohíben el transfuguismo y la doble participación en procesos de elección de candidaturas para un mismo proceso electoral, el ex presidente Leonel Fernández de cara a las elecciones del 2020 es un «tránsfuga».

Esto así, porque el ex presidente Fernández haciendo uso de sus derechos políticos como ciudadano dominicano aspiro a obtener la candidatura presidencial por el PLD, no siendo beneficiado por las bases de dicho partido. Debido a su participación en el complejo proceso de primarias que fue realizado por la Junta Central Electoral en las dos principales fuerzas políticas del país, el ex presidente agotó su derecho a ser elegido, el cual está limitado por una ley aprobada por el Congreso Nacional, órgano facultado por la propia constitución nacional para regular y limitar los derechos, que aunque sean fundamentales, no son derechos expandibles en el tiempo sin límites.

En ese sentido, para volver a recorrer la ruta que lo lleve hacia la presidencia de la república, el ex presidente Fernández tiene que esperar que se cierre el actual ciclo electoral para poder procurar optar a la candidatura presidencial de cara a las elecciones del 2024,

Pero como estamos en un país con serias precariedades institucionales y con serias falencias en la estabilidad jurídica tan necesaria para el fortalecimiento democrático, es posible que el Tribunal Constitucional derogue de la ley de partidos políticos y régimen electoral los artículos que impiden a Fernández postularse a la presidencia en el 2020.

Finalmente, el destino político de quien por tres mandatos presidenciales gobernó la República Dominicana está en manos del alto tribunal constitucional que está llamado a imponer el respeto a la constitución forzando a los actores políticos respetar las reglas del juego estipuladas en nuestro ordenamiento jurídico.