El Faro del Sur

BUSCAR EN NUESTRA PAGINA

Header Ads

EL PERSONAJE DEL DOMINGO: José Francisco Quezada Hernández

0 comments
POR AGUEDA RAMIREZ

Excelente profesor, amigo, esposo y padre, son cualidades que adornaron la persona de este ser humano, hoy recordado con mucho cariño por compañeros de labores, amigos y alumnos.

Nacido en el municipio Tamboril, provincia Santiago de los Caballeros el 9 de mayo del 1950, fueron sus padres Don José Arturo Quezada y Doña Ana Rita Hernández. Su llegada a esta ciudad de Barahona se produjo el 8 de agosto del 1981, y aquí falleció el 28 de octubre del 2009.

Durante el matrimonio con la señora Adelfa Sánchez Ortiz, procreó a Josefina, a José Gerineldo y a Gisel y Yisel, estas últimas gemelas. En un matrimonio anterior procreó a Pedro José.

Fueron estudios cursados por José: Licenciatura en Educación mención Matemática y Física,  y Maestría en Gestión Educativa, más estudios de la lengua inglesa.

Las labores docentes de José se desarrollaron en dos instituciones: Colegio Divina Pastora y Liceo Técnico Dr. Federico Henríquez y Carvajal, entre 1982 y 2006, cuando pasó a laborar como Técnico en el Distrito Educativo 01-03, de donde salió pensionado por quebrantos de su salud en 2008.

Además de las labores educativas realizadas, José se distinguió como un compañero extremadamente solidario, ya que siempre  se dedicó a ayudar a sus compañeros maestros en la realización de los trámites necesarios para gestionar  pensiones y jubilaciones que por enfermedad o por antigüedad en el servicio les correspondían.

Miembro destacado de la Asociación Dominicana de Profesores (ADP), fue un aguerrido luchador por los intereses de sus compañeros maestros.

En la Cooperativa Nacional de Maestros (COOPNAMA) fungía como vigilante para evitar que algunos maestros compraran artículos para luego venderlos a bajos precios en su propio detrimento, ya que mediante tal práctica contraían un compromiso que luego resultaba en una reducción importante de sus ingresos y por consiguiente de su presupuesto familiar. 

En la actividad política, desde 1990 fue miembro del Partido de la Liberación Dominicana, alcanzando en esa organización la posición de dirigente de base.

Católico consagrado, se distinguió por su fe y por la práctica del bien a sus semejantes.

En homenaje a su labor educativa, un centro educativo ubicado en el sector Los Solares en el Distrito Municipal Villa Central ha sido designado con su nombre.