El Faro del Sur

BARAHONA: Isaías causa daños mínimos en la provincia

0 comments
Barahona.- Los daños ocasionados por la tormenta tropical Isaías sobre su paso por esta provincia y la Región Enriquillo han sido muy mínimos, sin que hasta el momento se reporten pérdidas de vidas humanas como consecuencias del fenómeno de la naturaleza.

Conforme a miembros de la Defensa Civil solo han sido reportados uno que otros daños, como la caída de una mata encima de una vivienda en el sector La Montañíta, del Distrito Municipal Villa Central y otra árbol que cayó a una casa en la calle Nicolás Cuello, del sector Palmarito, de este municipio Santa Cruz de Barahona.

Además, se reportó crecidas del río Panzo en la zona alta del municipio de Neyba, común cabecera de la provincia Bahoruco, así como en Galván, por lo que la comunicación de algunos poblados por la vía terrestre ha sido interrumpida.

Pasadas las diez de la noche y hasta las seis de esta mañana (viernes) llovía intensamente sobre esta provincia y la región, hubo una salida del sol, pero a las diez volvió a llover campando hasta el momento, por lo que las empresas funcionan con normalidad dentro de nueva normalidad como consecuencia de la pandemia del coronavirus en República Dominicana.

Supe estaba vivo cuando salí
El daño de mayor consideración ocasionado por el ciclón número nueve, que según la Oficina Nacional de Meteorología (ONAMET), ya se aleja del territorio nacional y se dirige a Bahamas, con categoría de huracán I, fue la caída del árbol sobre la casa de un señor que vivía solo en el sector La Montañita de Villa Central.

Rafael Joseph Aristy, de 61 años, narró a #LaLupaDelSur que supo “estaba vivo cuando salió de dentro de la casa”, arropada por completo por el árbol destruyéndola en más de un 90% su humilde vivienda compuesta de zinc y madera.

“Cuando yo me vi arropado, yo no pensé que estaba vivo hasta que no salí de la casa. Hice de poder salir y salí. Solo escuché que la mata cayó, pero yo no pensé que estaba vivo hasta que no salí de bajo de la casa”, narró Joseph Aristy.

Puede observarse que el tronco más grueso del árbol estuvo a escasas pulgadas para caer sobre la cama en la que dormía pasadas las cuatro de la madrugada de este viernes, por lo que el adulto mayor “vive para contarlo”.

Un hijo del hombre solicitó la ayuda de parte de las autoridades para reconstruir la vivienda de su padre, que ahora ha quedado a la intemperie.