El Faro del Sur

BARAHONA: Ambientalista llama a los sureños unirse para que no muera la Laguna Rincón

0 comments
BARAHONA: El biólogo, ecologista y ambientalista Luis Carvajal, llamó a todos los habitantes y organizaciones de la región Sur, a unir esfuerzos para evitar que la laguna Rincón o Cabral continúe secándose, planteando que para ello hay que evitar que la zona alta, por San Juan de la Maguana, sea llenada de minas en busca de oro.

Durante una conferencia virtual sobre la Problemática de la Laguna, organizada por la Fundación Cultural Los Buenos Amigos y realizada a través de Zoom y Facebook el domingo 9 de este mes, Carvajal explicó que la sequía que sufre la importante masa de agua dulce, se debe a que desde el río Yaque del Sur, le está entrando poca agua.

“El problema de la Laguna es un indicador de un problema mayor: la falta de agua”, expresó el experto.

El también catedrático universitario, indicó que el proceso de sequía que sufre la Laguna, es producto de que las aguas que llegan a la misma están cada vez más disminuidas, debido a que la mayor cantidad de agua es demandada por la agricultura.

Carvajal aseguró que en ese humedal natural, el volumen de evaporación es alrededor de 40 mil metros cúbicos, lo cual es muy significativo, ya que la laguna no se está alimentando de manera normal. “Se evapora  más agua que la que le entra”.

Manifestó que las aguas del  Yaque del Sur están siendo mal manejadas, indicando que el Acueducto del Suroeste (ASURO), utiliza 2 metros cúbicos y el Consorcio Azucarero utiliza 5 metros cúbicos, lo que consideró como un desperdicio.

Enfatizó en que el principal proveedor de agua del humedal más grande de agua dulce que tenemos, es el río Yaque del Sur, el cual a su vez es alimentado por diferentes fuentes de agua ubicadas en el parque nacional José del Carmen Ramírez, pero que el 85% de las aguas servidas es usado en la agricultura y que además, el Estado está permitiendo la minería en las cuencas altas, actividad que contamina el agua y la escasea.

Otro problema señalado por el conferencista, es que en el trayecto que recorre el Yaque del Sur hasta la laguna, hay dos presas para riego y pesca, Sabaneta y Sabana Yegua, y pronto estará Monte Grande, indicando que el 50% de los sedimentos de Sabana Yegua han ido a parar a la Laguna.

Rogó porque hayan tormentas y ciclones, ya que con las lluvias es que crece el caudal de la Laguna, recordando que durante el huracán David el volumen de agua llegó a 54.4% y con George, alcanzó 74.18%, por lo que aseguró que las maldiciones naturales no existen. “Entonces, el nivel del volumen depende de las tormentas y huracanes”.

Al finalizar su intervención, el experto ambientalista hizo un llamado a los ejecutivos de la empresa que administra el Ingenio Barahona, para que regularicen su sistema de riego y sugirió desarrollar un amplio programa de concienciación a la ciudadanía para el uso racional del agua, ya que a su juicio “sólo quien tiene que cargar agua al hombro desde largas distancias, sabe lo que vale una gota de agua”.

Planteó la necesidad urgente de organizar el riego, limitar la pesca y evitar la explotación minera en la cuenca alta, porque la solución está arriba, en el parque nacional José del Carmen Ramírez, de la Cordillera Central.

Concluyó expresando con vehemencia: “Hay que moverse para no morir de sed”.