El Faro del Sur

TAMAYO: Los positivos a COVID-19 se pasean sin protección y como si nada

0 comments
 
TAMAYO: Las autoridades municipales de Tamayo, en la provincia Bahoruco, demandaron un mayor apoyo de la Policía Nacional y el Ministerio de Salud Pública para hacer cumplir una serie de medidas restrictivas enfocadas en frenar un brote de coronavirus, que ya infectó a todo el personal administrativo del Ayuntamiento, obligando a su cierre.

Tamayo, con 208 casos positivos acumulados a la fecha, es el municipio más afectado por la pandemia del COVID-19 en esa provincia de la región sur del país, que al día de hoy registra 294 casos confirmados, aunque ninguno en las últimas 24 horas, según el reporte del Ministerio de Salud Pública.

Entre los casos positivos en Tamayo se cuenta el alcalde el municipio Luis Milciades Montes de Oca, quien asegura que la situación de contagios es peor de lo que reflejan los registros oficiales.

Asegura que una gran cantidad de personas con síntomas no han podido realizarse las pruebas para confirmar la enfermedad porque no hay pruebas suficientes.  Lo peor, dice, a las personas que dan positivo no se les da seguimiento de parte de Salud Pública y, “lamentablemente, están todos al libre albedrío, caminando a lo público y sin mascarilla”.

El alcalde está demandando pruebas masivas para la comunidad, pues teme que el virus siga propagándose y puedan llegar al caos total. En especial, entiende que se debe realizar un operativo entre los miembros del cuerpo de bomberos que son los que han estado más expuestos en las labores de higienización en el municipio.

Montes de Oca señala que desde el cabildo se tomaron una serie de medidas para evitar las aglomeraciones, entre las que se incluye el cierre del parque y del mercado que se realiza en el municipio dos veces a la semana.

También establecieron, mediante resolución, el cierre de negocios donde se aglomeran personas, así como de galleras, pero esas medidas han sido ignoradas por los pobladores, en la mayoría de los casos.
“Lo hemos decidido mediante resolución del cabildo, pero, por más que uno quiera emitir resoluciones, si no contamos con el apoyo de la Policía, estamos en lo mismo.  Es penoso. Nosotros cerramos el parque municipal y fue un caos al principio, la gente seguía, aunque ya bajó un poco la concentración”.

Aunque desde la Policía le han manifestado algunas deficiencias para poder responder a sus requerimientos, el alcalde insiste en que necesitan el apoyo de la fuerza pública para cumplir el toque de queda que en Tamayo "no hay".