El Faro del Sur

EDITORIAL DE ARMARIO LIBRE: Defendamos al CAC con un rotundo no al chantaje y manipulación

0 comments
Un grupo de organizaciones campesinas, ha comenzado a reclamar la devolución del ingenio Barahona, para ellos administrarlos, como si les perteneciera.

Las entidades, agrupadas en las llamadas Articulación Nacional Campesina (ANC) y Unión de Trabajadores Cañeros (UTC), pretenden que el Gobierno desconozca el acuerdo firmado con empresarios guatemaltecos, que desde hace más de 20 años administran el ingenio Barahona, pero están muy equivocados.

Los grupos están convocando para un encuentro el 25 de este mes de octubre en el club del Colegio Médico Dominicano (CMD) en Barahona para reclamar la empresa; lo que no debe ser escuchado por los barahoneros sensatos, porque sus pretensiones jamás deben ser complacidas por las autoridades.

Ese chantaje por esos supuestos campesinos que se autoproclaman propietarios de las tierras y los cañaverales de Barahona, Bahoruco e Independencia, debe ser repudiado por quienes quieren y sueñan con un Barahona mejor.

El Consorcio Azucarero Central (CAC) firmó un acuerdo con el Estado dominicano para administrar el ingenio Barahona, el cual debe ser cumplido al pie de la letra por los involucrados, y desconocer que son los propietarios transitorios, sería un duro golpe a la inversión extranjera que provocaría que posibles inversionistas se alejen, si se llegare a desconocer el compromiso asumido.

No se debe ni se puede complacer a un grupo de forasteros de diferentes partes del país, que lo más probable, no saben como se siembra una plantación de caña.

El Consorcio Azucarero Central no es la empresa modelo, ni la que soñó Barahona, pero es la que aporta la mayor cantidad de empleos en tres de las cuatro provincias de la región Enriquillo.

Los ejecutivos, propietarios e inversionistas de lo que fuera el ingenio Barahona, deben y tienen que mejorar en varios aspectos, tienen y deben caminar los caminos correctos, marchar en comunión de las zonas donde están instalados, pero no es prudente que de golpe a porrazo, este grupo de “avivatos”, pretenda que el Gobierno desconozca los acuerdos firmados con pasadas autoridades, y regrese el ingenio Barahona al Estado.

Las autoridades policiales y judiciales deben estar muy pendientes el 25 de este mes de octubre a lo que suceda en ese encuentro en el club del CMD, porque desde ahí deben salir presos o fichados, los principales cabecillas de las dos entidades convocantes que pretenden pescar en río revuelto y crear inestabilidad entre el CAC y el Gobierno.

La empresa azucarera debe estar muy alerta, porque es posible que de ahora en adelante, y al llegar el inicio de la zafra en los próximos meses, les hagan la vida imposible con la quema de los cañaverales y otros males a los campos de caña, las locomotoras, maquinarias y hasta la empleomanía del CAC.

Defendamos la inversión extranjera, digámosle no al chantaje de un grupo de facinerosos que buscan pescar en río revuelto en un gobierno que necesita y debe tener es paz, no intranquilidad de delincuentes cobijados en asociaciones campesinas.

Defendamos al Consorcio Azucarero Central, porque mal o bien, es la empresa que más empleos aporta en la región Enriquillo, y afectar el orden de paz y tranquilidad, iría en detrimento de miles de empleados que de manera directa e indirecta, llevan la comida cada día a sus hogares con los pocos o muchos recursos que aportan a la región.

No aceptemos el chantaje, no aceptemos a los supuestos padres de familia que pretenden que el gobierno de Luis Abinader desconozca el arrendamiento hecho en el pasado entre el CAC y el Estado dominicano.