El Faro del Sur

SAN JUAN DE LA MAGUANA: Hombre cumplirá 25 años de prisión por trata de personas

0 comments
SAN JUAN DE LA MAGUANA: El Ministerio Público logró el carácter definitivo para una condena de 25 años de prisión por el delito de trata de personas agravada en perjuicio de tres mujeres.

El órgano acusador consiguió el rechazo a un recurso de casación interpuesto por Francisco Luna Tavárez (Franco y/o Chicho) contra la sentencia que le ratificó un tribunal de San Juan a la pena máxima de 25 años de prisión.

La Segunda Sala Penal de la Suprema Corte de Justicia desestimó el recurso de casación presentado contra la sentencia de la Cámara Penal de la Corte de Apelación de esa provincia, estableciendo en su dictamen que la Corte hizo una correcta aplicación de las disposiciones de orden legal.

Luna Paulino, quien se encuentra recluido en la cárcel pública de San Juan, donde cumplirá la condena, fue sentenciado además al pago de una multa de 175 salarios mínimos a favor del Estado dominicano y una indemnización a cada una de las víctimas, cuyos nombres se omiten para proteger su identidad.

Con la decisión del alto tribunal, la sentencia adquirió ahora carácter definitivo, siendo esta la primera condena a pena máxima que se  impone por ese delito en esa provincia del sur del país.

Luna Tavárez, según destaca la información, reclutó a las tres mujeres en distintas zonas de las provincias San Juan y Santo Domingo entre diciembre de 2016 y enero de 2017, para luego llevarlas a Trinidad y Tobago bajo falsas promesas de darles empleo en dos empresas de limpieza y construcción de su propiedad, donde las explotó sexual y laboralmente.

Señala que el acusado logró que cada una de las víctimas le entregara US$200 dólares que les requirió para entregarles una carta de trabajo y RD$32 mil para tramitarles la compra de boletos aéreos que utilizaron para llegar a Trinidad y Tobago, así como US$2 mil por las diligencias del viaje, que le entregaron a su llegada a ese país el 30 de enero de 2017.

Indica que después de recogerlas en el aeropuerto las trasladó a un centro de diversión bajo la promesa de que al otro día las llevaría a su lugar de trabajo, lo cual no cumplió. Señala que las víctimas tuvieron que prostituirse y pagarle a Luna Tavárez hasta que lograron escapar del lugar.