El Faro del Sur

BARAHONA: Familia Román Sierra exige justicia contra Juez González Castillo y que le devuelva sus tierras.

0 comments
NOTA ENVIADA  A EL FARO DEL SUR

BARAHONA:
  La familia Román Sierra, al reanudarse las audiencias de su demanda por ante el Tribunal de Tierras de Jurisdicción Original de Barahona para que el Juez Manuel Emilio González Castillo le devuelva las tierras que les quitó de manera fraudulenta, exigen que esta vez se haga justicia.

Señalaron que el Juez Castillo González se les ofreció para administrar sus tierras y compartir los frutos, lo que aceptaron, pero que cuando querían sus tierras apareció con una venta falsa, porque nunca hablaron de venta y el dueño principal o pater familia estaba en cama, muy enfermo con trombosis, lo que aprovechó para colocar sus huellas dactilares en un papel, supuestamente como prueba de que les daba el producto de parte de los frutos.

Afirman que Evangelista Román sabía leer y escribir bien, firmaba de puño y letra como está en su cédula y que si hubiese decidido vender firmaba, cosa que no hizo porque nunca pensó vender, ni vendió y en la fecha de la supuesta venta ya no podía valerse

Recuerdan que el notario que usó el Juez para el fraude declaró al Procurador de la Corte de Apelación, que casi todo el dinero el Juez lo retuvo para pagarlo al Banco Agrícola para saldar un préstamo que Evangelista Román tenía con las tierras en garantía, lo que resultó ser falso.

Esa falsedad la prueba una certificación del Banco Agrícola que desmiente que Evangelista Roman cogiera préstamo en esa institución, es decir, que no le dio dinero de la supuesta venta a la familia, ni al banco, y es que la familia nunca habló de venta, ni vendió sus tierras.

Se quejaron de que un bien de familia, cuyo título es intransferible, fue transmitido sin la renuncia que establece la ley y sin la sentencia de homologación de la renuncia, si alega el Juez que se produjo.

Dice la Familia Román Sierra el caso que los enfrenta al Juez Manuel Emilio González Castillo  no se ha resuelto por el tráfico de influencias, la corrupción y la impunidad que todavía hay en la justicia, de la que ese Magistrado parece ser una vaca sagrada.

La familia Román Sierra exige al Juez apoderado del caso, conocerlo con agilidad y apego a la ley, así como a la Procuradora de la Corte de Apelación, Procuradora General de la República y a la Suprema Corte de Justicia hacer justicia contra el Juez para que le devuelva sus tierras y se le apliquen las sanciones penales y civiles que merece.

Aún están a tiempo de hacer justicia para evitar una tragedia entre esas dos familias, por la que tendrán que asumir su responsabilidad si se produce, por no aplicar la ley como único remedio, ante este grave abuso cometido por un Juez contra esta humilde familia.