Indignado e impotente reacciona padre por libertad a quienes casi matan a su hijo en Barahona

0 comments
POR BENNY RODRIGUEZ

Barahona.– La primera reacción de Luis Ernesto Gómez Medina fue de “asombro, perturbación e indignación” cuando el Ministerio Público solicitó al juez del Juzgado de la Instrucción la puesta en libertad de tres personas que a finales del pasado abril hirieron de bala a su hijo, que casi lo lleva al “cementerio”, en un hecho ocurrido en el sector de Pueblo Nuevo.

Luego, su indignación de Gómez Medina fue aún mayor, cuando la solicitud por el ente persecutor a favor de los imputados, que fueron defendidos por la Defensoría Pública, fue acogida por la jueza, quien dispuso la puesta en libertad de los acusados de herir de bala a su hijo Ángel Miguel Féliz.

Se recuerda que el pedimento es acogido porque en el proceso penal está prohibido que el juez imponga una medida más gravosa que la solicitada por el Ministerio Público y que la fiscalía solicitó una favorable a favor de los imputados.

Según el expediente acusatorio el 27 del pasado abril, Yoel Féliz Féliz (Julin), de 32 años, Pedro de Jesús Moreta, de 28 y José Antonio Reyes olivero (Pirin), de 20, hirieron de cuatro balazos al joven Féliz, por lo que fue interno en un centro de salud local y luego referido a Santo Domingo.

El cuatro de este mes la Fiscalía solicitó audiencia de medida de coerción en contra los imputados de herir a Féliz, quien al ser examinado por el médico legista certificó que la herida le provocó lesiones permanentes por exponencia del escroto izquierdo, pérdida del testículo, herida en el muslo izquierdo con fractura y limitación de movimiento del miembro inferior izquierdo.

El padre del joven se extrañó por el cambio en el comportamiento del Ministerio Público, ya que en la solicitud de medida de coerción establece que por la gravedad del hecho pediría prisión preventiva.

Sin embargo, en la audiencia efectuada este jueves la Fiscalía solicitó a la jueza poner en libertad a los acusados, previo al pago de una garantía económica en efectivo de RD$2,000.00 y presentación periódica.

Gómez Medina, dijo que los imputados, que son reincidentes en la comisión de acciones delictivas como el imputado Yoel Féliz Féliz (Julin), quien cumplió condena por supuesta violación sexual, el Ministerio Público favorezca con una medida menos gravoso a delincuentes que pueden buscar en los archivos, tanto de la justicia como de la propia policía.

Manifestó que esas personas casi matan a su hijo, irrumpieron armados en un salón de la mamá del joven, ubicado en el sector Pueblo Nuevo buscándolo para matar a su vástago, él tuvo que vivir escondido, los imputados se dieron a la fuga, incluso se fugaron de la unidad policial que en un momento los apresó, mientras el Ministerio Público tenga un comportamiento tan “benevolente” a favor de personas que constituyen un peligro para la sociedad.

Gómez Medina, quien lucía impotente y algunas lágrimas rodaban por sus mejillas, dijo que el representante de la Fiscalía de Barahona no se detuvo a pensar en que la legislación penal dominicana sanciona drásticamente la “asociación de malhechores” y cuando se provocan heridas con armas de fuego ilegales como ocurrió con su hijo.

Consideró, asimismo, que mientras la Dirección Regional Sur de la Policía Nacional hizo un esfuerzo en apresar a los imputados 8 meses después de cometer el hecho, ya que se dieron a la fuga, el Ministerio Público actúa de una manera “sospechosa” e indignante para favorecer a la delincuencia en detrimento de la familia dominicana.