Con la muerte de Gisela Quiñones Barahona y el país pierden una mujer ejemplar.

0 comments
Por Praede Olivero Féliz

Ha muerto Gisela Quiñones, mi amiga y colaboradora, la esposa del héroe nacional, no reconocido oficialmente, Ángel Luis Patnella, Comandante del Frente Sur Francisco del Rosario Sánchez de la guerrilla de Manolo Tavárez Justo y el Movimiento Revolucionario 14 de Junio.

No era una mujer cualquiera, era la más trabajadora o una de las más trabajadoras que he conocido, sin complejos de ningún tipo.

Siendo profesora universitaria, profesional de la conducta humana, una intelectual, de manera paralela era comerciante y empresaria.

En un momento de crisis cogió su camión, abrió un local en Jimani, en la frontera dominico haitiana para vender mercancías, como lo hacían y los hacen tantos ganadores dominicanos y haitianos. Yo viví esa experiencia y la reporté para el programa Orientación Popular. Eso duró hasta que las aguas se apoderaron de esos terrenos y comercios.

Pero eso no era todo, ni lo más importante, lo verdaderamente significativo era su apoyo a su esposo y a sus luchas, el fiel acompañamiento y sus iniciativas propias a favor de la patria.
 
Y otra casa igualmente importante fue como se colocó al frente de su familia, ante el deterioro de la salud de su esposo. 

Ella es orgullo de sus hijos, sangre de su sangre y de su esposo, hoy viudo, Ángel Luis Patnella, que se desmayó cuando su compañero de guerrilla le dio la noticia.

Descansa en paz Gisela, que Dios te acoja en su Santo Seno, tus familiares, amigos y compañeros siempre te recordaremos y pondremos en alto tu ejemplo.