Cómo impacta en el escenario político la resolución de la JCE?

0 comments
Por Belarminio Ramírez Morillo 

El Orden en que quedan los partidos políticos en la boleta electoral para las elecciones 2024 y para recibir fondos del financiamiento del Estado, no podía ser distinto a lo establecido por la Junta Central Electoral, ya que el Derecho Electoral Dominicano es muy claro. 

La Resolución del órgano electoral sirve también para desnudar el despojo que hizo el Senado al PLD de un miembro en el  Consejo Nacional de la Magistratura. Algo que bajo circunstancia debió suceder.

La Resolución de la Junta Central Electoral aclara el camino al fallo que deberá emitir el Tribunal Constitucional respeto al recurso presentado por el Partido de la Liberación Dominicana, objetando la designación que hizo el Senado de un senador de la Fuerza del Pueblo como representante de la segunda mayoría en el Consejo Nacional de la Magistratura.

Por el bien de la democracia, para que no se escriba un capítulo negro en el Estado Democrático Dominicano del siglo XXI, el Tribunal Constitucional debe corregir ese entuerto y el Senado de la Republica Dominicana deberá pronto admitir que se equivocó, y partiendo del hecho de que el órgano legislativo está siendo presidido por un hombre serio y honorable como don Eduardo Estrella, es lo lógico que suceda. 

Es evidente que el Senado por presión política actuó con criterios de favoritismo electoral, cuando su misión debió ser la de garante y guardián de la institucionalidad democrática.

La institucionalidad democrática del Estado Social y Democrático de Derechos que es la República Dominicana, no debe ser afectada por amiguísimo, afectos y favores electorales.

Pienso que el doctor Leonel Fernández, presidente por tres períodos democráticos, no debió exigirle como pago al presidente Luis Abinader que le concediera un representante en el Consejo Nacional de la Magistratura, sin que le correspondiera, pero tampoco debió mandar presión a la Junta Central Electoral para que le dé a la Fuerza del Pueblo categoría de partido mayoritario, sin haber ganado ese lugar en el voto popular.

Haberle prestado los votos para que la Fuerza del Pueblo sacara senadurías y hoy tenga alcaldías en importante municipios, es un pago más que suficiente de Luis Abinader y el PRM al profesor Leonel Fernández.

El juicio de la historia siempre llega. Cuando los partidos tienen exceso de poder y control del Estado con facilidad cometen errores que afectan la institucionalidad democrática. 

Al principio se ve como una bellaquería, como por ejemplo, la forma cómo el entonces Presidente Leonel Fernández pactó con Miguel Vargas Maldonado, presidente del PRD, la composición de las altas cortes, pero unos años después el cerebro social le da una lectura crítica a las conductas.

Algunos de los abogados escogidos en ese entonces para integral las altas cortes no tenían el perfil para los puestos, y fueron escogidos valorando más el criterio de cercanos y amigos de Miguel y Leonel.

Así sucedió, y fue mal hecho, el entonces presidente Leonel Fernández debió obrar diferente.

Ahora el presidente Luis Abinader está frente a Leonel Fernández en una escena similar a la que estaba Leonel con Miguel Vargas Maldonado. 

Estos tiempos exigen de más prudencia, equilibrio y moderación que en el pasado. Los líderes con sabiduría no caen en la trampa de embriagarse de poder. Vamos a ver cuál es la categoría que busca el presidente Abinader frente a la historia.

Estaremos vigilantes.

El autor es: Abogado, Politólogo, Escritor, Profesor Universitario y Consultor de Marketing Político de Rep. Dom.