Leonel Fernández tiene una conducta que no va acorde con un liderazgo de su dimensión.

0 comments
Por Belarminio Ramírez Morillo

El doctor Leonel Fernández fue 3 veces presidente de la República Dominicana con buen desempeño.

Cuando la historia le brindó a Leonel Fernández el privilegio de convertirse en un líder mentor, no aceptó ese galardón de inmortalidad y grandeza que le presentó el destino y optó por cerrarle el paso a sus discípulos aventajados incluyendo a su esposa Margarita Cedeño y seguidores con perfil presidencial.

Ahora el profesor Leonel Fernández está dando pena buscando que la Junta Central Electoral haga de la Fuerza del Pueblo un partido mayoritario sin haber sacado los votos que establece la ley. 

En el pasado reciente Leonel Fernández buceó en el Senado de la República para que le asignaran a su partido un miembro en el Consejo Nacional de la Magistratura que no le correspondía. 

¡Dios mío, pero cómo es posible que un líder tan Grande pueda enfocarse en auto reducirse!

¡Quién en su sano juicio podría imaginarse que un líder de la dimensión y legado de Leonel Fernández andaría detrás de Luis Abinader buscando favores y privilegios para seguir gravitando con protagonismo en el escenario político!

Un estudiante que le asesoro una tesis de Ciencia Política me dijo la semana pasada: “profesor, he hecho una búsqueda en Internet sobre el trato que se han dado los líderes políticos dominicanos en las dos primeras décadas del siglo XXI, y me he quedado atónito de todo lo que le ha dicho Luís Abinader y los principales dirigentes del PRM a Leonel Fernández, cuánto irrespeto, cuánto atropello, cuánta desconsideración. Para ellos Leonel es nada, es una vergüenza. No entiendo cómo Leonel anda detrás de esas gentes, pidiendo favores cómo un mendigo”.

Bajé la cabeza y me mordí los labios. No me salieron palabras para responderle al alumno.

¡Santo Cielo! Cuando uno piensa que lo ha visto todo, aún falta.

¡Qué más necesita Leonel Fernández, un ser humano que viene del seno de una familia pobre, se crio en un barrio y estudió en una universidad pública para su gloria y satisfacción!

La avaricia es la enfermedad más letal que ha padecido el hombre, dijo Cicerón.

El autor es: Abogado, Politólogo, Escritor, Profesor Universitario y Consultor de Marketing Político de Rep. Dom.