BUSCAR EN NUESTRA PAGINA

Header Ads

Cedeño, del Rosario y Herasme, escuchan denuncias de maltratos, vejaciones, abusos y destrucción del CAC

0 comments
BATEY CINCO, Bahoruco: Los directores del Consejo Estatal del Azúcar (CEA), César Cedeño; Instituto Agrario Dominicano (IAD), Danilo del Rosario, y la Unidad Técnica para el Desarrollo Agroforestal (Utepda), Eliferbo Herasme, se reunieron con los habitantes de aquí, para buscarle solución a los conflictos generados por el Consorcio Azucarero Central Barahona con la población y agricultores de tres provincias de las cuatro de la región Enriquillo.

El encuentro, realizado por la intermediación de Herasme, oriundo de Neyba, provincia Bahoruco, colocó a Cedeño y Del Rosario, en el justo paredón, para escuchar los reclamos, denuncias, vejaciones, maltratos, abusos y persecuciones que han sido objeto los campesinos y la comunidad por parte de ejecutivos del Consorcio Azucarero Central Barahona.

La empresa privada es acusada de destruir grandes extensiones cultivadas de plátano, guineo, yuca y otros productos menores, un bulevar construido en batey Cinco por el alcalde de El Palmar, y un negocio privado, edificado en esa comunidad.

El párroco de la comunidad, Quiterio Lamar Lamarche, denunció que 15 comunidades de las provincias Bahoruco e Independencia, están padeciendo los maltratos, vejaciones y abusos de la empresa azucarera, integrada por un grupo de guatemaltecos.

Lamar Lamarche, quien bendijo el encuentro, informó que la empresa azucarera, ha hecho cientos de promesas incumplidas con esas comunidades, ya que nunca han querido llevar la armonía con los habitantes de los bateyes.

Cedeño y Del Rosario, escucharon las denuncias y quejas de los bateyeros, y al final, no asumieron una postura firme, acorde a lo denunciado, saliendo del lugar, raudos y veloces, a un almuerzo que les tenía preparado el Consorcio Azucarero Centra, en un exquisito restaurante de Barahona, y una cena, al finalizar el día, en uno de los más paradisíacos hoteles de la costa de Barahona, donde habrían pernotado hasta el día siguiente.

“La inversión extrajera, todos nosotros tenemos el deber de protegerla, porque de lo contrario, el país no iría por buen camino, el gobierno tiene el compromiso, y tengo que asumir la responsabilidad de hacer cumplir ese contrato, de una y otra parte, porque el Consorcio tiene deberes y tiene derecho, y el derecho está contemplado en el contrato que le dio el Estado dominicano”, precisó el director del CEA.

El funcionario admitió que tiene en sus manos una papa caliente, y que el presidente Abinader, conocía que estaba reunido con los bateyeros de la zona, resolviendo el impase de la comunidad con el CAC.

“Estoy seguro y convencido, que tanto ustedes como La tierra que el gobierno le arrendó al Consorcio, hay que respetarla, ahora, la tierra que no está en ese contrato, el Consorcio no tiene que ver con eso”, precisó Cedeño.

En tanto, Herasme, aclaró que no pretende ni busca que el CAC salga de la zona cañera.

Acusó al Consorcio Azucarero Central de pretender manchar, con sus acciones en detrimento de los pobres de los bateyes, las buenas ejecutorias del gobierno del presidente Luis Abinader. 
 
Denunció que desde que los ejecutivos del CAC-Barahona asumieron las riendas de lo que fuera el ingenio del Estado en el 1999, han llevado impotencia a la comunidad, por los maltratos y abusos a una comunidad pobre, humilde y trabajadora.

“No somos sus adversarios, no somos sus enemigos, señores del Consorcio Azucarero Central Barahona, pero queremos y buscamos que las cosas se hagan bien, se respete el derecho a los habitantes de los bateyes”, precisó el director de Utepda.

Insistió que ejecutivos del CAC destruyeron el bulevar, el negocio privado y los predios agrícolas, actuando con el poder económico que los adorna, la prepotencia del poder que entendían que tenían por ser blancos, y los bateyeros, negros.

“Es mi deber, defender el gobierno de Luis Abinader, cuando alguien quiere mancharlo, El CAC, del cual nunca estaríamos en la disposición de que deje la zona, pero que actúe correctamente, con humildad, principios y no con humillación. Ese Consorcio Azucarero Central que ha querido empañar las acciones de Luis Abinader con acciones que rigen contra los principios de los seres humanos y el mal trato”, denunció Herasme.

Respaldó lo expresado por el director del CEA, de que hay que respetar la ley, expresando que la ley es clara y mide a todo el mundo con la misma vara.

“Al final de todo esto, me voy a identificar con la verdad, me voy a identificar con Dios no importa lo que me cueste, porque soy hombre y estoy claro que algún día tenemos que fallecer, las condiciones y consecuencias, no la sabemos, pero estamos preparados para hacerlo cuando nos toque”, precisó.

Afirmó que los ejecutivos del CAC han destruido plantaciones de plátano, que por más de 30 años cultivaban pobres familias de la zona. 

“Esto se lo estoy diciendo con el corazón en las manos, porque estoy lleno de impotencia debido al abuso, atropello, y el maltrato que ha tenido el Consorcio con esta zona, no en este momento, sino desde que llegaron”, manifestó.

Criticó que el CAC paguen menos de RD$200 por un día laboral, mientras que los agricultores pagan hasta RD$400, con desayuno y menos horas laborales.

En tanto, Del Rosario, dijo que, a la hora del encuentro, no conocía a los ejecutivos del CAC, pero que se debe defender el estado de derecho.

“La palabra abuso se mencionó aquí 18 veces, la palabra atropello, 22 veces, violación a los derechos, nueve veces, la palabra discriminación por su condición de pobre, ocho veces, la palabra discriminación por su color, 11 veces; así no se puede negociar”, consideró Del Rosario, sobre los discursos de denuncias de parte del CAC.