Deben ser investigados

0 comments
POR SANTO SALVADOR CUEVAS

Cuando el presidente de la República, Lic. Luis Abinader ordenó al Ministerio de Defensa, para incursionar militarmente al rescate de los dos dominicanos bajo secuestro en Haití, fuimos de los primeros en rechazar públicamente esa vía de solución, y sostuvimos que la salida tenía que ser diplomática y en combinación entre los dos gobiernos.

Pedimos entonces respeto a la soberanía del pueblo haitiano, por supuesto, yo sabía que se trataba de un bulto oficial, de una maniobra mediática cuyo objetivo iba dirigido (no a la liberación en sí de los secuestrados), sino a tratar aparentar una decisión tremendista para elevar la popularidad del gobierno, por eso la supuesta incursión militar fue publicitada por la televisión, radios y redes sociales. Se trataba de un bulto del gobierno, los militares con todo y fanfarria, nunca pasaron de la frontera ni del mediatismo.

Pero con la liberación de los secuestrados, los videos en el lugar del secuestro y las declaraciones de los dos supuestos secuestrados, se ha presentado al escenario insular una nueva visión y enfoque del supuesto secuestro.

Quién escucha ahora a "los secuestrados", no le es tan difícil entender que, de hombres en cautiverio y de su vida en "peligro", estos han devenido en voceros y defensores de sus verdugos o secuestradores.

Me sumo a los que creen que ese caso del supuesto secuestro, no debe despacharse así, sin dejar constancia en la sociedad Dominicana de que no vamos a ser burlados y tomados como tontos útiles al servicio de una causa que no es la nuestra.

Como ciudadano comprometido con la justicia universal y la verdad, no sólo propongo, sino que demandó una investigación a fondo de estos hechos.

Ya no creo en que hubo tal secuestro, más bien podríamos estar ante un plan muy mal orquestado desde un sector de la oposición haitiana.

Eso sólo lo confirma o no una investigación rigurosa a esos dos jóvenes.