Entrevista a Luis Carlos Vargas, joven emprendedor y político

0 comments

Por Esteban Kuhlmann Matus
Tomado de: lagacetaradical.cl

Luis Carlos Vargas es un joven emprendedor y político dominicano. Nació en la ciudad de Santo Domingo, creciendo en Santa Cruz de Barahona. La Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD) es donde realizó sus estudios universitarios para obtener el título de Ingeniero Civil, además de un MBA en la Universidad de Cádiz.

Actualmente se desempeña como administrador de varias microempresas. Es miembro del cuerpo docente y la Escuela de Negocios de la Universidad Tecnológica del Sur (UTESUR), además es comunicador y conductor de la revista semanal Informe TV; y presta sus servicios profesionales tanto en el sector público como en el privado.

Luis Carlos se destaca como fundador y Secretario General de la Fundación Creo en Barahona, organización sin fines de lucro y de asistencia social.

Sin más preámbulos vamos a conocer más de sus motivaciones y su historia.

La Entrevista

Muchas Gracias Luis por darte el tiempo de responder nuestras inquietudes. El equipo de La Gaceta Radical te da la más cordial bienvenida.

Para comenzar nos gustaría saber un poco más de tu vida… ¿Cuándo empiezas a pensar que debes participar en política?

En primer lugar, agradecerte Esteban por la oportunidad de compartir e interactuar contigo en este interesante y novedoso formato.

Es bueno iniciar contándoles que mi padre el Dr. Fabio Vargas, es el responsable indirecto de que yo esté participando en política; y digo indirecto pues si bien siempre lo he hecho de manera voluntaria y por convencimientos personales, también es cierto, que mi padre jugó un papel importantísimo, primero de inspiración y luego de motivación y apoyo absoluto a la vida partidaria dentro de la organización que lo vio crecer y en la cual yo también he tenido la oportunidad de desarrollar esta carrera en materia de juventud.

Evidentemente, su ascenso como alto dirigente de la organización y la oportunidad de ser Diputado (Congresista) que le concedió la comunidad en la que vivimos, también han consolidado mis convicciones social demócratas y me han empujado hasta aquí.

¿Qué es lo que te ha inspirado a participar en el PRD y que personas te han servido de ejemplo de cómo te gustaría hacer política?

Aquí en República Dominicana, por lo general los hijos siguen ciegamente a los padres en cuanto a afiliación política y no te niego que fue mi caso también, pero cuando somos adultos que empezamos a tomar decisiones que afectan el resto de nuestras vidas también empezamos a razonar sobre todo lo que hemos sido y lo que queremos ser. En ese sentido, yo creo que nací en el partido de las causas más nobles de mi país. El Partido Revolucionario Dominicano fue fundado para luchar en contra de una de las dictaduras más sanguinarias que ha tenido América Latina, me refiero a la de Rafael Leónidas Trujillo. Es un partido con una historia epopéyica, de grandes hombres y mujeres que arriesgaron sus vidas por las libertades sociales y el Estado de Derecho en que hoy vivimos; y creo que al estudiar y conocer toda esa historia reafirme mis convicciones de militar y servir a la nación a través del partido del “jacho encendió” de “El Glorioso PRD” como le decimos aquí.

Mi ejemplo de político lo ha sido y será nuestro líder inmortal el Dr. José Francisco Peña Gómez, el más grande líder de masas que ha parido en toda su historia la República Dominicana.

Cuéntanos un poco. ¿Cómo es la vida en República Dominicana? ¿Cómo los ha afectado esta pandemia?

La República Dominicana es una nación de gente alegre, somos alrededor de 11 millones de habitantes que en su gran mayoría mantenemos un buen ánimo para con nosotros mismos y para quienes nos visitan, lo que nos ha permitido convertirnos en un importante destino turístico de la región. Como saben, somos un país subdesarrollado con los grandes retos por delante que eso implica, pero siento que estamos haciendo un gran trabajo, ya que en la última década nuestra economía ha sido una de las que más ha crecido en la región. Para nadie es un secreto que nuestra ubicación geográfica, el clima, las playas, la gastronomía siguen siendo nuestra mejor carta de invitación y yo apuesto a que seremos una gran nación donde la gran mayoría de los ciudadanos puedan vivir dignamente y que podamos erradicar por completo, el analfabetismo, la pobreza extrema y otros índices que como políticos debemos estar conscientes que existen para poder producir soluciones.

Al igual que al resto de las naciones, esta pandemia ha propiciado importantes retrocesos, pérdidas de empleos, quiebra de negocios, endeudamiento público por la baja recaudación y grandes proyectos de desarrollo totalmente congelados. Pero espero que con la inmunización de las vacunas el mundo vuelva a la normalidad y nosotros continuemos la ruta ascendente que llevábamos.

Has sido candidato a elecciones populares en tu país. ¿Cuál es la diferencia de saltar a la política de elección por sobre la partidista? ¿Cómo ha sido esta experiencia?

Ha sido una gran experiencia que me ha permitido poder entrar más en contacto con las realidades y las malas condiciones de vida en que vive un segmento importante de la población. Poder chocar con la realidad y tener que conocer casi a la totalidad de quienes aspiraba fueran mis electores, fue una jornada agotadora pero definitivamente única y enriquecedora que siento me ha pulido como político. Algo me queda claro, no es lo mismo el proselitismo perfumado entre camaradas a lo interno del partido, que salir a las calles a ganarse el corazón de la gente. En definitiva, me siento muy satisfecho con mi desempeño, con la oportunidad de poder expresar a mis electores las ideas que tengo para la comunidad y los resultados en términos de votación que obtuve. De algo estoy convencido, seguiré intentando…

¿Qué opinas de la crisis humanitaria que vive Haití? Acá en Chile hemos recibido muchos hermanos haitianos y el cruce cultural ha sido interesante y enriquecedor para nuestra sociedad. ¿Puede existir una verdadera unión latinoamericana para apoyarnos entre nosotros?

Creo que “crisis humanitaria” es la mejor forma de describir el drama social que sufren los hermanos haitianos. Siempre digo que ha faltado voluntad de la comunidad internacional para corregir lo que la clase política haitiana ha permitido que ocurra en las últimas décadas y estoy convencido que la República Dominicana ha jugado el mejor papel. Hemos sido la válvula de presión social, pues seguimos con una frontera semi abierta que ha permitido que miles de haitianos crucen a nuestro lado a buscar nuevas oportunidades. Quiero destacar que los haitianos son parte de la dinámica social dominicana pues ellos lideran en porcentaje la mano de obra agrícola, de construcciones y de manera más reciente la vigilancia de inmuebles y residencial. Todo esto me hace considerar que los dominicanos hemos sido altamente solidarios con el pueblo haitiano, pero es poco lo que como nación podemos hacer si nuestra incipiente economía no nos permite resolver todos nuestros problemas domésticos. Apelo a la sensatez de las grandes potencias, como Francia por ejemplo con quien Haití guarda estrechos lazos históricos, lingüísticos, etc… Para que dé una vez y por todas este pseudo Estado o Estado fallido pueda ser intervenido y que entre todos podamos encontrar la solución más viable.


Para finalizar: ¿Qué mensaje quieres transmitir a las amigas y amigos de Latinoamérica y en particular de Chile y el Partido Radical que te leen?

A las hermanas y hermanos latinoamericanos quiero decirles que nunca ha sido más propicio el momento para que nuestros pueblos se acerquen, nunca ha sido más preciso el momento para que nuestras autoridades comulguen y encuentren nuevas formas de colaboración. En adelante es preciso poner sobre la mesa nuestros intereses y construir juntos una alianza que nos permita explotar nuevas formas de producción de riquezas para nuestros pueblos sin miedo a lastimar intereses foráneos de naciones que por siglos han sido indiferentes a nuestras realidades. Una Latinoamérica unida es posible y somos la generación responsable de propiciarla.

A los compañeros del Partido Radical les exhorto a continuar sus luchas y mantenerse firmes en la procura de las conquistas sociales. También aprovecho para externarte una invitación a la Republica Dominicana y a cualquier miembro del Partido Radical que desee acompañarte. Les envío un fuerte abrazo y espero conocer pronto a Chile un referente y modelo de desarrollo para nosotros los dominicanos. ¡Saludos cordiales a todos!