Yo me vacuné ¿Qué esperas tú?

0 comments
Por Praede Olivero Féliz

El 1 de marzo, 2021, madrugué para viajar a Barahona desde Santo Domingo en compañía de mi hija la Dra. Indira E. Olivero M. su abuela Catalina Méndez Piña y dos niños de la familia.

Asistí a dos audiencias, una en el Tribunal de Tierras de Jurisdicción Original de la Jurisdicción Inmobiliaria y otra en la Cámara Penal del Juzgado de Primera Instancia del Distrito Judicial de Barahona. 

Mi hija Indira me dijo que en la institución donde trabaja como médico iban a vacunar y que a ella le tocaba y a mi como Consultor Jurídico de la misma, por lo que acordamos vacunarnos, cosa que hicimos para evitar enfermar del covid -19 y proteger nuestras vidas.

Por eso, tras terminar las audiencias me fui a vacunar con SINOVAC, la vacuna China que tantas vidas está ayudando a preservar en el mundo, impregnada además de todo el humanismo y solidaridad que caracterizan a ese gran país.

Pregunté por el tiempo de reposo y los efectos secundarios, los médicos, representando al Ministerio de Salud Publica me dijeron que repose media hora, pero no esperé y fui a buscar a mi madre Beatriz y a Catalina, la mamá de mi esposa para que se vacunen conforme al calendario, fui manejando las busqué, se vacunaron y las llevé a sus casas, manejando. Indira También se vacunó.

Yo no sentí nada, ni el puyón, ni efectos secundarios. He seguido trabajando normalmente y sólo espero la segunda dosis, que me toca el 1 de abril, 2021.

Yo me vacuné, fue la primera dosis, me toca la segunda en un mes y cada vez que una enfermedad, una epidemia o una pandemia obligue a vacunarse, ahí estaré yo.

Mucha gente tiene miedo de vacunarse, le tienen más miedo a la vacuna que al virus y ese es un error. Hay que vacunarse, no importa cual sea la vacuna, aunque yo prefiero la China, Rusa y la Cubana, vacúnate pues. Yo me vacuné y aquí estoy como el primer gandul ¿Y tú, que esperas para vacunarte?