BUSCAR EN NUESTRA PAGINA

Header Ads

Forman Coalición Enriquillo en Barahona

0 comments
Por Leonardo Mercedes Matos

BARAHONA: Con la participación de unas 40 entidades representativas de los diferentes sectores sociales de Barahona y la Región Enriquillo quedó constituida ayer en esta ciudad, la Coalición Enriquillo, para la defensa de la madre tierra, las aguas, la vida y la biodiversidad y por el desarrollo integral y sostenible de todas sus comunidades.

La asamblea constitutiva del nuevo movimiento social se realizó en el Salón Dr. Antonio Méndez del Recinto UASD Barahona, a partir de las 10 am, desarrollando una agenda que incluyó una explicación de los tres (3) principales problemas que, según los asambleístas, afectan y obstaculizan la paz, el bienestar y el desarrollo de la región, a cargo del Ing. Agron. Rafael Matos Féliz, la lectura y aprobación de un Manifiesto al País y al presidente de la República, leído por el Ing. Leonardo Mercedes Matos, la creación de la Coordinación Regional de la Coalición y la aprobación del plan de acción a desarrollar.

De acuerdo con los organizadores, los tres problemas principales que preocupan a los habitantes de esta región son: Las concesiones mineras en el Bahoruco Oriental, con la exportación a granel de minerales por el puerto local, actividades que consideran hacen daño a la salud, a los recursos hídricos, el MAyRN y a la vida social y económica de Barahona; lo mismo que la paralización de la construcción del proyecto Monte Grande, a consecuencia de la corrupción en su dirección y ejecución, que ha consumido el presupuesto asignado, cuando la obra física apenas supera el 50% de su construcción, lo que consideran retrasa su terminación, así como la lucha contra la pobreza, por la soberanía y seguridad alimentaria y nutricional y el desarrollo sostenible de la región.

El tercer problema que preocupa a los dirigentes de la Coalición Enriquillo son los abusos y agresiones contra los trabajadores y productores agrícolas del Valle de Neiba por parte del Consorcio Azucarero Central (CAC), arrendatario del ingenio Barahona, así como sus constantes violaciones y maniobras fraudulentas contra las leyes del país y los términos del contrato de arrendamiento, que perjudican el erario y los intereses regionales.

Sin olvidar la existencia de otros problemas importantes para la región, tales como los del alcantarillado sanitario, la contaminación de las playas y la anarquía urbana de Barahona, así como la destrucción de la laguna de Rincón (Cabral), los asambleístas calificación como prioritarios los tres problemas señalados, por la multiplicidad, dimensiones y gravedad de sus impactos negativos sobre la vida, el ambiente y el desarrollo socioeconómico de Barahona y toda la región, razón por la que decidieron concentrar sus esfuerzos para detener su desarrollo poniendo en marcha un plan de acción inmediato que, entre otras actividades, incluye acciones judiciales, asambleas populares, misas y cultos en iglesias y al aire libre, campaña publicitaria, caminatas, paradas, encuentro con los naturales de la región residentes en Santo Domingo y reuniones con sus legisladores.

Los problemas señalados están contenidos a manera de análisis diagnóstico resumido en el manifiesto leído y aprobado a unanimidad por los en los asambleístas, tras el cual presentan las medidas necesarias y urgentes que, a su entender, deben adoptarse para resolverlos, entre las cuales destacan las solicitudes de:

Anulación y discontinuidad del otorgamiento de concesiones mineras en el Bahoruco Oriental y su declaración como Reserva Natural integrada al Parque Nacional Sierra de Bahoruco y la condena a la concesionaria Belfond Enterprise a indemnizar a los ayuntamientos de la zona y a los propietarios de terrenos por los daños ocasionados;

Prohibición de la exportación a granel de material minero o industrial por el puerto de la ciudad y su declaración como “Puerto de interés turístico”;

Anulación del contrato de arrendamiento del ingenio Barahona al Consorcio Azucarero Central (CAC), por sus pírricos beneficios que deja al Estado dominicano y a la Región Enriquillo, así como por constantes violaciones a la legislación ambiental y agrícola del país, a los términos contractuales y por maniobrar para esquilmar al Estado y pueblo dominicano, en la perspectiva de confirmar la factibilidad de implementar una alternativa de propiedad y gestión cooperativa de dicho ingenio; 

Detención de las injusticias, abusos y atropellos del CAC contra los trabajadores y productores agrícolas del Valle de Neiba y desarrollo de un proyecto de desarrollo agrícola y agropecuario con las tierras en conflicto;

Que se tomen todas las providencias de lugar para que se continúe y termine de manera integral, conforme a sus componentes iniciales, el Proyecto Monte Grande e incluyéndole el Proyecto de Desarrollo Económico del Valle de Neiba;

Realización de una auditoría técnico-económica-financiera a la gestión, contratación, diseño y construcción de la Presa de Monte Grande, dirigida a determinar el cumplimiento de la legislación nacional vigente, los términos y compromisos contractuales, así como la calidad técnica del proceso de construcción y gestión del proyecto y detectar la corrupción presente en ellas que ha agotado los recursos asignados al proyecto cuando apenas rebasa el 50% de su ejecución física;   
 
Estiman los continuadores de la lucha del Cacique rebelde en defensa de su pueblo y de sus tierras que, para garantizar la sostenibilidad, transparencia, eficiencia y calidad en el proceso de gestión y construcción del proyecto Monte Grande, se debe designar por decreto un Consejo de Veeduría Social integrado por profesionales técnicos y dirigentes sociales de probada capacidad, ética y prestancia social de la región.

Los asambleístas concluyeron llamando al pueblo de Barahona y toda la región a participar masivamente en la caminata programada por la iglesia católica de Barahona para este próximo viernes 30 de abril, a fin de repudiar a la Belfond, la explotación minera en el Bahoruco Oriental y la exportación a granel de minerales triturados, arenas o en polvo por el puerto de Barahona.