BUSCAR EN NUESTRA PAGINA

Header Ads

Mi desagravio a la memoria de Charles Sumner

0 comments
POR SANTO SALVADOR CUEVAS

El populismo imperante y las ansías de buscar cámaras, ha llevado en muchas ocasiones a que nuestros políticos cometer errores, a veces inexplicables, pero cargados de mucha pobreza ideológica.

Rafael Corporán de los Santos, fue figura notable de este país, gran empresario, y persona de bien, diría yo. Se merece que una gran avenida o calle inmensa del país lleve su nombre.

Lo incorrecto es "desvestir a un santo para vestir otro", sin valorar siquiera las perlas históricas que podrían adornar a ese otro. Charles Sumner no merece el agravio que se le pretende dar precisamente desde el Congreso Nacional.

Un poquito de historia no cae mal.

En Gobierno de los 6 Años de Buenaventura Báez, parte del territorio nacional, específicamente la Bahía de Samaná, fue puesta al merced del gobierno de Usa Ulises Grant, lo que provocó la reacción desde el exilio del general Gregorio Luperón y el general José María Cabral. Luperón armó un buque El Telégrafo, lanzándose al ataque de los buques de Estados Unidos, haciendo blanco en unos de estos, lo que provocó una persecución feroz de los marines contra El Teleférico.

Las fuerzas progresistas y liberales agrupadas tras Gregorio Luperón y el Partido Azul se enfrentaban en defensa de la Bahía de Samaná contra los sectores conservadores y traidores de Buena Ventura Báez y su Partido Rojo.

El patriota Gregorio Luperón protesto por escrito con catas que envió al presidente Grant y el Congreso de Estados Unidos, esa carta histórica de la que agregamos algunos fragmentos, fue usada como bandera en el Congreso de Estados Unidos, por un senador que no era dominicano pero que lo hizo con valor, con amor y con una entrega inusual, defendiendo la integridad del territorial nacional, el senador se llama Charles Sumner.

Hoy, desde esos mismos tiempos, Estados Unidos controla en Cuba de manera abusiva la Bahía de Guantánamo, en ella tiene una base militar desde la que se cometen torturas y abusos de todo tipo contra prisioneros.

Saben por qué hoy República Dominicana tiene el control de Samaná, se debe a Gregorio Luperón, al senador Charles Sumner y el derrocamiento que hizo a Buena Ventura Báez el general Ignacio María González, quien pasó a ser presidente de la República, dejando sin efecto la Anexión de la Bahía de Samaná.

A Rafael Corporán que le honren con una calle, pero los dominicanos le deben amor, respeto y lealtad a la memoria histórica del senador Charles Sumner.