BUSCAR EN NUESTRA PAGINA

Header Ads

Peña Gómez, referente contra la reelección

0 comments

POR SANTO SALVADOR CUEVAS

El profesor Juan Bosch y su discípulo más aventajado, el doctor José Francisco Peña Gómez, edificaron en la vida pública nacional, un pensamiento de oposición casi a raja tabla a la reelección presidencial.

No sólo lo enarbolaron durante toda su gravitación por la vida política, siendo bandera permanentes al interior del PRD y el PLD mientras respiraron, e, incluso, durante el Pacto por la Democracia en 1994, el líder histórico del PRD hizo que se modificara la constitución de la República, para introducir, entre otros temas, lo referente a la no reelección presidencial.

Es decir, la oposición a la reelección presidencial en José Francisco Peña Gómez y Juan Bosch fue de principios.

Nada que ver con los muchos ruidos usados como bandera mediática por el Lic. Luis Abinader, presidente de la República.

Esa oposición a la reelección presidencial del presidente Abinader no es a raja tabla, sino coyuntural, es decir, pide que "por ahora" no se mencione el tema porque "sobre sus hombros descansa mucha responsabilidad de las que no se puede distraer".

Lo que hizo Peña Gómez en su momento fue denunciar la reelección presidencial como un acto perjudicial al interés nacional y, por lo tanto, le declaró como inaceptable en las filas del PRD.

La vida del PRD giró en medio de confrontaciones entre los partidarios de la reelección presidencial, como el presidente Hipólito Mejía, y los opuestos a la vía reeleccionista, como el Lic. Hatuey Decamps, quien fue por su postura afueriado del PRD.

La oposición a la reelección presidencial, de Peña Gómez y Hatuey Decamps, fue una oposición de principios, de toda la vida.

La oposición a la reelección presidencial del primer mandatario Luis Abinader, no es una oposición de principios sino oportunista, motivada por las circunstancias y movido por la conciencia que hace de su pobre desempeño al frente de la cosa pública.

Abinader no se opone a la reelección, sino que lo posterga para el futuro de 2 años, cuando la coyuntura le sea favorable.

Abinader trabaja para crear mejores condiciones para su reelección presidencial, entre esas tareas importantes es evidente un plan para decapitar a la oposición, limpiando el camino a su plan reeleccionista.

Decapitar a la oposición implica prefabricar expedientes que lleven a prisión al líder del PLD, el presidente Danilo Medina y el Lic. Gonzalo Castillo.

El muñeco está armado, el plan reeleccionista no tiene tregua.