BUSCAR EN NUESTRA PAGINA

Header Ads

Sin miedo al Covid-19, ni a las bebidas adulteradas ciudadanos disfrutan flexibilización toque de queda

0 comments

SANTO DOMINGO: Sin miedo al coronavirus, ni a las bebidas adulteradas, los ciudadanos disfrutaron de la extensión del horario de toque de queda en lugares de esparcimiento público y recreación de la capital.

Pese a que el Covid-19 y las bebidas adulteradas siguen matando gente, algunos ciudadanos siguen exponiéndose sin tomar las medidas de lugar.

Cientos de personas disfrutaban de la extensión del horario de toque de queda este fin de semana, en lugares públicos irrespetando el distanciamiento físico recomendado por las autoridades, así como el uso de las mascarillas.

“No porque me estaba comiendo algo aquí, por eso no la estoy usando la mascarilla”, dijo Luis Berrea, mientras compartía con su familia.

Al ser sorprendidos sin utilizar mascarillas, ciudadanos entrevistados por este medio, se defendían con cuál excusa, como que casi nadie ya la está utilizando.

“Es que yo veo que ya nadie la está usando, pero la tengo aquí”, señaló Valentina de la Cruz, mientras sacaba de su cartera la mascarilla que debía llevar puesta.

“Es que ya casi voy para mi vehículo, además eso como que me tupe de la nariz”, añadió Juana Valenzuela, quien compartía con su familia en la Plaza Juan Barón.

A demás de haberle perdido el miedo a la pandemia, a las personas poco parece importarle las fatalidades ocasionadas por bebidas adulteradas, entre ellas el vino la fuerza.

Un grupo de jóvenes que ingería la bebida aseguró no tener miedo, bajo el argumento de que la adquirieron en un colmado confiable.

“Este vino no está adulterado porque yo los compré en un colmado oficial en mi barrio, en Los Praditos”, dijo Macobe Pérez, quien compartía un galón de vino La Fuerza con sus amigos.

Debido a las muertes e intoxicaciones ocasionadas por bebidas adulteradas el presidente Luis Abinader declaró la emergencia nacional, mientras el Ministerio de Turismo prohibió la venta de destilados en playas y balnearios.