Superar las redes sociales

0 comments
POR SANTO SALVADOR CUEVAS

La fuente nutricional de toda fuerza política, de sus estructuras (en sentido general), y de sus militantes (en sentido particular), está en el seno del pueblo, en la convivencia con el pueblo, en la compañía al pueblo y sus aspiraciones "en las buenas y en las malas".

A partir de la década de los 90s e inició del siglo XXI, la irrupción de las redes sociales en el escenario nacional y global, ha traído consigo nuevos paradigmas y (con ello) nuevas vías, nueva visión y, desde luego, se ha impuesto un nuevo enfoque al abordar la lucha y la resistencia social.

En medio de ese escenario del conocimiento y la comunicación, han surgido también unos niveles altísimos de confusión de roles y de interpretar la naturaleza de las redes sociales.

Observemos tan sólo un momento que los mismos partidos que ayer hacían 20 mil inventivas para contactar y orientar a las masas, eso ha sido sustituido o arrollado por las redes sociales, ya nos hemos olvidado de las masas, de organizarlas, acompañarle y convivir con ellas.

Ahora pretendemos asaltar el poder, los sueños y las aspiraciones, desde las redes sociales, tanto las organizaciones políticas, los dirigentes y los mismos miembros, con sus pretensiones particulares, quienes desde que se levantan proceden a saturar las redes sociales.

Mi visión del caso es que debemos valorar a las redes sociales como un canal moderno y aglutinador de comunicación, pero sin perder la perspectiva de que la fuente para avanzar, crecer y ser opción de cambio y poder, está en los barrios, en las industrias, en el campo, en los hogares, en la convivencia con la gente, no para manipularla sino para acompañarle "en las buenas y en las malas".