BUSCAR EN NUESTRA PAGINA

Header Ads

Cuidado con el “galloloquismo”

0 comments
Por David Ramírez
Para El Faro del Sur

Ya entró este domingo en el debate el geólogo Osiris de León y su posición es que la explotación a cielo abierto de la cantera de carbonato de sodio en las montañas de Las Filipinas, por parte de la empresa  Belfond Enterprise, no causa daño al parque Padre Domingo Miguel Fuerte y que la zona puede reforestarse después de concluida la explotación de la cantera.

Por eso reafirmo que hay que tener cuidado con el “galloloquismo”. Ese caso se está pareciendo a uno que hubo hace unos años en el municipio de Cabral con la empresa Khoury Industrial, donde los llamados "ecologístas" de Barahona se oponían a la extracción de la piedra caliza con argumentos no escrito, ni científico, que la zona donde se iba a establecer la empresa era  un "desagüe natural de las montañas", que la extracción de esa cantera extinguiría los peces y las aves de la laguna Rincón y que a largo plazo la secaría, que contaminaría el acuíferos subterráneos y un largo etcétera. 

Curiosamente fue el mismo Osiris de León quien salió en defensa de las operaciones de  Khoury Industrial en esa zona de Cabral, presentando un estudio profundo de la viabilidad de la extracción de la piedra caliza en esa zona. Un estudio científico que los calló a todos. 

La realidad dice que nada de eso ha sucedido, que ha sido la pesca indiscriminada con chinchorros y tarrayas la que ha puesto en peligro los peces, que la  superficie cubierta por agua de la laguna se ha reducido por otros factores, de tipo ambiental y descuido del  INDRHI, de Medio Ambiente y a las instituciones locales, que nada le ha sucedido al acuífero freático en el municipio. En pocas palabras, las operaciones de la empresa Khoury Industrial en Cabral no ha causado ningún daño al ecosistema en ese municipio. 

Parece que ahora la historia se repite, con la Belfond Enterprise, los llamados "ecologistas de Barahona, se oponen a las operaciones de esa empresa en Las Filipinas, pero cometen los mismos errores del pasado.

Solo se han dedicado denunciar en los medios los supuestos daños que ocasionaría la empresa, han ofrecido charlas, seminarios y emitiendo opiniones personales sobre ese caso, sin presentar por escrito a la opinión pública un estudio científico-técnicos que las operaciones de la Belfond pudiera producir daño al medio ambiente. 

No han presentado por escrito ningún documento que demuestren hasta donde llega el área de amortiguamiento del parque Padre Domingo Miguel Fuerte, y a donde la concesión de explotación de la Belfond.

No han presentado nada por escrito, ni siquiera sabemos si se han elevado la queja a la Academia de Ciencias de la RD o se han reunidos con sus miembros para exponerle que la explotación en las montañas de la loma Las Filipinas pone en peligro la micro cuencas hidrográficas de los ríos La Ciénaga, Bahoruco, los arroyos Brazo Seco y El Infierno.

No creo que lo hayan hecho porque Academia de Ciencias de la RD  no se ha pronunciado ni siquiera  ha fijado una posición oficial sobre el tema.

Cuando se trata de temas tan complejo,  hay que estar preparado para rebatir con altura a renombradas personalidades con profundo conocimiento, como Osiris de León,  no con insinuaciones  irrespetuosa y patadas voladoras a ciegas como hizo recientemente un gran amigo barahonero, sino con argumentos basados en estudios científicos rigurosos, que nos ayude a demostrar que las operaciones de la Belfond Enterprise tendrá un terrible impacto ambiental.