BUSCAR EN NUESTRA PAGINA

Header Ads

Los Clippers alcanzan las finales del Oeste por primera vez en su historia

0 comments
LOS ANGLES: Por fin llegó el día. Viviendo la que es su temporada 51 en la NBA desde que fueran fundados en 1970 como los Buffalo Braves, Los Ángeles Clippers alcanzan por primera vez en su historia las finales de la Conferencia Oeste tras un épico sexto partido ante Utah Jazz. Y es que así fue.

 Estuvieron 25 puntos abajo, no contaban con Kawhi Leonard, y nada de ello les impidió firmar una remontada que entra ya en su historia con letras de oro.

¡Qué partido se ha vivido en el Staples Center! Los Clippers habían dado un golpe sobre la mesa dos días antes en Utah, pero pensar que esto estaba acabado era de ingenuos. Los Jazz, con Donovan Mitchell luchando al nivel que acostumbra, al de súper estrella, dejaron claro desde el principio que habían llegado a la costa oeste para poner el empate en la serie. Con un segundo cuarto espectacular (19-39 fue el parcial a su favor) construyeron una renta de hasta 22 puntos, la cual llegó hasta los 25 para abrir el tercero. Parecía que lo tenían controlado, pero todo lo que habían edificado se vino abajo.

Como si se tratase de la noche y el día, el encuentro cambió radicalmente en un abrir y cerrar de ojos. Del 67-88 a favor de los visitantes a 6:37 minutos para el final del tercer cuarto, se pasó al 88-90 con un 21-2 a favor de los Clippers. Eran momentos duros para los Jazz. De saborear el 3-3 pasaban ahora a sentir la presión de ser eliminados sobre sus cabezas. Necesitaban reaccionar, pero no lo consiguieron. Ya fuese por bloqueo sobre la pista o motivado por la falta de decisiones desde la pizarra de Quin Snyder, lo cierto es que la segunda mitad se convirtió en una masacre en la que los angelinos olieron sangre y no hicieron prisioneros.

Espoleados por un Staples en ebullición, los chicos de Tyronn Lue no solo se metieron en el partido, sino que lo dinamitaron con un 14 de 19 en triples en el segundo tiempo que les ayudó a llegar hasta los 81 puntos. La defensa de Utah hizo aguas. Reggie Jackson –qué serie la suya– anotaba incluso por encima de Rudy Gobert para conseguir hasta 27 puntos. Terrence Mann realizaba el partido de su vida con 39 puntos (20 en el tercer cuarto). Paul George lideraba para irse hasta los 28 puntos, 9 rebotes y 7 asistencias. Hasta Patrick Beverley se sumó a la fiesta con dos enormes triples en los últimos minutos. Fue demasiado para unos Jazz incapaces de cambiar la dinámica del choque. A nueve minutos del final los Clippers tomaron el mando del partido y ya no volvieron a perderlo. Donovan Mitchell lo intentó. Suyos fueron 39 puntos, 9 rebotes y 9 asistencias en otra gran actuación, pero la suerte estaba echada. 131-119 para unos Clippers eufóricos, y con razón: están en las finales de la Conferencia Oeste tras media década remando para ello.

“Ha sido una noche especial. Los vítores, la emoción de toda la gente… Podías sentir como los Clippers dejaban atrás a los Clippers para pasar de esa segunda ronda. Los playoffs tienen mucho que ver con el valor y la lucha. Es algo que hemos demostrado una y otra vez”, comenta Paul George.