BUSCAR EN NUESTRA PAGINA

Header Ads

Tercera vacuna, una decisión aventurera del gobierno

0 comments
POR SANTO SALVADOR CUEVAS

En medio de la guerra que se libra contra el Coronavirus, en un momento del trayecto al gobierno dominicano se le ocurrió asumir la decisión de, en vez de una, aplicar dos vacunas de manera sucesiva.

Decidí acudir tras ambas vacunas por entender que tal decisión era hija de una valoración y ponderación científica entre quienes integran el Gabinete de Salud.

Faltan aún más 5 millones de personas por aplicarse las dos vacunas, y de repente el gobierno se dispara diciendo que va aplicar una tercera vacuna a los ciudadanos. Lo que me pareció en su momento una decisión científica y ponderada para aplicar dos vacunas, de repente ahora me parece que el gobierno no se está conduciendo apegado a una visión sanitaria sino política, más aún si está medida está en cuestionamiento por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Organización Panamericana de la Salud (OPS), y, aún así,  con un pronunciamientos de los órganos con competencia mundial y regional en materia de salud, el gobierno se dispara hoy anunciando al país que la tercera vacuna va.

Debo hacer el apunte también de que no fue antes la decisión de la tercera vacuna, antes dé se habló de dos vacunas, pero es a partir de traer al país la vacuna de Estados Unidos, la Pfizer-BioNtech, cuando al gobierno se le ocurre lo de la tercera vacuna.

Es decir, con la tercera vacuna no existe tal preocupación del presidente de la República Lic. Luis Abinader pon la salud ni la vida de la gente, sino de lo que se trata es de abrir un micho comercial a la vacuna de los gringos, por eso se explica la decisión desafiante del gobierno ante el alerta de la OMS y OPS.

De lo que pase con la vida de la gente a partir de esa tercera vacuna, será responsabilidad (única y de nadie más) del presidente Luis Abinader y el ministro de salud pública. 

Rectifiquen y escuchen la alerta de la OPS y la OMS y recuerden siempre: No jueguen con la vida de los dominicanos.