BUSCAR EN NUESTRA PAGINA

Header Ads

Abogados recusan fiscales de Ocoa por supuestas “faltas graves” en ejercicio

0 comments
SAN JOSE DE OCOA: Los abogados del raso de la policía Jordan Medina, acusado de matar al abogado Ray Castillo, recusaron ayer al fiscal titular de Ocoa y a todos sus ayudantes, por supuestas “faltas graves” que comprometen su objetividad en el caso.

En una instancia depositada ante el procurador general de la Corte de Apelación, los abogados Cándido Simón y Miguel Durán, argumentan que la pistola Glock que le ocuparon a Castillo, fue ocupada en el año 2017 y estaba cargada a una fiscal, “pero inexplicablemente (el hoy occiso) la portaba de manera ilegal”.

Afirmaron que en la jurisdicción de San José de Ocoa no hay un solo fiscal que pueda conocer con objetividad ese caso porque alegadamente “todos han distorsionado los hechos, ocultado evidencias claves y presionando al testigo presencial poniéndolo bajo prisión para proteger al fiscal titular quien, si este proceso avanza, podría salir seriamente comprometido”, dijeron

El hecho en que resultó muerto el abogado Castillo ocurrió el 10 de este mes en Pueblo Arriba, San José de Ocoa, a la 1:00 de la madrugada, durante un confuso incidente aún no bien esclarecido.

La pasada semana la defensa del raso Medina hizo un sometimiento contra el fiscal titular de Ocoa y sus tres adjuntos, “por faltas graves y muy graves” que según ellos, rebasan el caso que terminó con la muerte accidentar del abogado Castillo.

“Nosotros no vamos a permitir que esos miembros del Ministerio Público evadan su responsabilidad frente a este joven policía de un campo de Jimaní, con apenas 23 años de edad, dos de ellos en la Policía, que en el cumplimiento del servicio evitó que le mataran a su compañero de profesión con un arma de alto cilindraje de origen ilícito”, puntualizaron los abogados Simón y Miguel Durán en un documento de prensa.