BUSCAR EN NUESTRA PAGINA

Header Ads

¿Cuántas veces puedes reutilizar el aceite para freír?, aquí te contamos lo que dicen los expertos

0 comments
BARAHONA: Decidimos freír nuestras papitas o bisteces y todo va bien hasta que nos damos cuenta de que quedó un chorrito de aceite en el sartén. ¡Noooo!, ¿Qué hacer? ¿Reutilizarlo para freír los huevos de al rato o tirarlo y usar un nuevo aceite? He ahí el dilema. Y la verdad es que en el día a día no tenemos mucha idea de qué hacer y a veces echamos un volado para saber si lo tiramos o reusamos, pero la ciencia dice mucho más que cualquier cara de la moneda.

Si bien es un hábito bastante común, reusar el aceite, al parecer no es el más saludable, de acuerdo con la opinión de los expertos, quienes explican que cada vez que se calienta, la estructura de este cambia y produce sustancias que resultan algo dañinas para nuestra salud. Sin embargo existen algunos matices en esta práctica, pues hay quien dice que sí se puede reusar, siempre que se limpie muy bien y que no haya superado los 170°C de temperatura.

Para limpiarlo muy bien no sólo hay que colarlo, sino también retirara por completo las impurezas y reaprovechar sólo el 75% del restante. Sin embargo, si el aceite se expuso a más de 180°, deberá tirarse, según asegura uno de los expertos en el tema.

 Para calcular la cantidad de aceite si no disponemos de freidora, podemos valernos de un termómetro de cocina para calcular de manera precisa los grados de cocción. 

¿Cómo saber si el aceite es tóxico?

Antes de hacer las maniobras de los párrafos pasados, debemos decirte que todo depende de la apariencia del aceite. Así es, aunque la opción más saludable es no volverlo a usar, si decides desacatar la recomendación, debes saber que si lo reutilizarás, tendrás que considerar que el aceite por lo menos debe de lucir poco o nada tóxico. Es decir, evitar que le salga humo en la superficie del aceite a cocinar, que se vea quemado o con residuos de la comida pasada.

Cuando esto pasa, uno de los principales problemas es la formación de polímeros grasos, que conlleva un elevado riesgo a largo plazo con accidentes cardiovasculares. Pero un aceite usado no sólo resulta peligroso para la salud, sino que también es capaz de estropear los alimentos cuando absorben el aceite y acaban apareciendo otros olores y sabores raros. Además, el aceite reutilizado tiene poca materia proteica y una amplia base de azúcares, que en mala medida, dañan la salud. 

¿Cómo usar el aceite?

Si eres una persona que gusta de cuidarse a sí misma y al planeta, la recomendación es que no utilices más de tres veces el mismo aceite, porque  desarma su potencial calórico en la tercera fritura. Además, disponer de un tarro de aceite para cada cosa que cocines, es una buena técnica para ahorrar y mantenerlo lo más sano posible y sin mezclar distintas grasas de alimentos diferentes.