BUSCAR EN NUESTRA PAGINA

Header Ads

El paso del terrible Huracán Georges por la República Dominicana hace 23 años

0 comments

TAMAYO, Bahoruco: El 22 de septiembre de 1998, el huracán Georges devastó a una gran parte del territorio de la República Dominicana.

 Además de la ciudad de Santo Domingo, las zonas más afectadas fueron las provincias San Juan de la Maguana y Barahona, en la región Sur. 

Tras el paso del fenómeno natural, el presidente Leonel Fernández aprobó un plan nacional de reconstrucción, así como asistencia a las familias y personas afectadas.

En la región Este los mayores daños se produjeron en San Pedro de Macorís, La Romana, La Altagracia, El Seybo y Hato Mayor.

El municipio de Tamayo fue cubierto por el agua y el lodo.

En San Juan de la Maguana, el barrio Mesopotamia fue barrido por las aguas del río Yaque del Sur. Horas después la dirigencia del Partido Revolucionario Dominicano (PRD) puso a circular la versión de que en la Mesopotamia murieron más de mil personas, y culparon de lo sucedido al Gobierno del PLD que encabezaba el presidente Leonel Fernández, pero al poco tiempo la versión perredeista respecto al número de muertos, fue desmentida por vecinos y por la Iglesia Católica.

Un sacerdote que conocía la Mesopotamia, precisó que el número fallecidos en el lugar fue de 36 personas.

Horas antes la senadora del Distrito Nacional, doctora Milagros Ortíz Bosch había reiterado la versión del PRD al periódico Listín Diario, de que murieron más de mil personas en la Mesopotamia.

En principios había corrido la versión de que murieron cientos de personas, pero luego la Iglesia Católica y los organismos de socorro establecieron que el número de muertos fue de 36.

Los vientos del huracán Georges ocasionaron daños millonarios al sistema eléctrico nacional y destruyeron los principales puentes de una parte de la región sur, lo que obligó al primer Gobierno del presidente Fernández a hacer inversiones extraordinarias para la recuperación.

Las plantaciones de los principales rubros agrícolas, incluidos los platanales fueron devastadas por los vientos del huracán Georges.