BUSCAR EN NUESTRA PAGINA

Header Ads

Una decisión humana y acertada

0 comments
Por el Prof. Sucre Muñoz Novas.

Recientemente la Rectora de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD), doctora Emma Polanco, expresó unas trascendentales declaraciones acerca de las clases en el semestre que se avecina (2021-II), en las cuales dejaba en claro que la docencia en dicho semestre será virtual y semipresencial, descartando de plano una apertura total a las clases presenciales.  

Ella explicó que las asignaturas teóricas serán virtuales y que sólo los laboratorios serán presenciales y algunos otros semipresenciales. 

Consideramos que esta decisión de la doctora Emma Polanco y del honorable Consejo Universitario es una decisión totalmente acertada, correcta en todos los aspectos y despeja las inquietudes e incertidumbre que aquejaban a muchos maestros, sobre todo los de mayor edad, que tenían el temor de tener que presentarse a un aula repleta de estudiantes bajo la situación actual, una situación que aún dista mucho de las condiciones de seguridad deseables y necesarias para poder desarrollar una labor educativa totalmente presencial sin altos riesgos, temores ni sobresaltos.

Se puede afirmar que la decisión de la rectora de la Primada de América ha despejado el norte a  seguir en el campo educativo dominicano de cara a la situación actual, ya que muchas instituciones educativas de nivel superior estaban a la espera de ver cuál sería la metodología que adoptaría la UASD en este momento; y es que se ha generado mucha confusión con el avance del proceso de vacunación, porque muchas personas piensan, erróneamente,  que con dicha vacunación  ya todo se ha superado, y que pueden prescindir de las medidas de cuidado y prevención.  

Obviamente eso no es así y la propia Organización Mundial de la Salud ha dicho que aún con la vacunación hay que mantener las medidas por varios meses más, y el Colegio Médico Dominicano (que conocen más la idiosincrasia criolla porque son parte de nosotros) ha expresado fuertes advertencias sobre eso tocando inclusive, de manera directa,  el tema de las labores educativas y las clases presenciales, declarando que una vuelta total a la presencialidad en estos momentos no es para nada prudente. 

 Es bueno recalcar que las clases en ningún momento han dejado de desarrollarse aquí en nuestro país, lo único es que por el riesgo latente de ese peligroso virus del Covid 19 se han tenido que desarrollar apelando a la modalidad virtual.

Es bueno aclarar también que lo mejor, lo ideal, sería volver a la presencialidad total en las clases y  más aún volver a la normalidad total en todo, como era hace dos años atrás, antes de que surgiera el Covid-19; sin embargo la situación que impera aún está lejos de reunir las condiciones necesarias para volver a esa normalidad total, por lo que se hace necesario que prevalezcan la sensatez y la prudencia,  y eso es precisamente lo que ha hecho la doctora Emma Polanco con su decisión; una decisión sabia, prudente, responsable, inteligente, acertada y sobre todo humana.

Cristo es vida y vida en abundancia.