BUSCAR EN NUESTRA PAGINA

Header Ads

Detallan persecución oavioneta estrellada en Oviedo; duró 4 horas

0 comments
PEDERNALES: Alrededor de cuatro horas duró la persecución hecha primero por un avión A-29, Supertucano, desde que la avioneta incursionó de manera ilegal en el espacio aéreo dominicano, por territorio de la provincia La Altagracia.

La alerta se disparó porque cuando la aeronave penetró por la Altagracia, alrededor de las 8:30 de la noche, a los tripulantes se les dio la voz de alerta para que aterrizara.

Luego de pasar los aeropuertos de Punta Cana y de La Romana y no descender, entonces es cuando se disparó la alarma de que había algo malo con la avioneta y es en las costas de San Pedro de Macorís, se dio inicio la persecución que se extendió por todo el litoral sur.

Las autoridades fueron alertando a sus unidades terrestres y marítimas cada vez que se acercaban a cada pueblo costero.

La persecución se puso intensa en la costa de Barahona y el primer avión Supertucano fue relevado por otro.

El pánico cundió en Barahona por las piruetas desplegadas por ambas aeronaves, una tras otra.

Alegadamente las autoridades agotaron el protocolo que establece de cinco a 10 llamados a los pilotos de una aeronave para que descienda.

Fue entonces cuando pasada las 12:00 de la medianoche y tras una intensa persecución, que los ocupantes de la aeronave se vieron obligados hacer un aterrizaje forzoso en la comunidad de Manuel Goya del municipio Oviedo.

Conforme al in forme de inteligencia, se indica que la estrategia de los operadores de la aeronave era quemar cuanto combustible fuera posible, a los fines de agotarlo casi todo, para que al descender forzosamente, la avioneta no explosionara y al parecer así aconteció.

Al quemar todo el combustible, fue lo que impidió que la avioneta Cessna se incendiara al tocar tierra, pese a que quedó completamente destruida y los ocupantes lograran escapar.

Le descenso se produjo a un poco más de un kilómetro de donde la DNCD y la Armada Dominicana tenían apostados a sus agentes, lo que permitió a los ocupantes a huir del lugar.