BUSCAR EN NUESTRA PAGINA

Header Ads

Lago Enriquillo en el 2021.

0 comments
POR JOSE ANTONIO MATOS PEÑA

El lago enriquillo de su derrotero hacia la baja en su nivel, iniciada en el 30 de diciembre 2012, ha presentado un descanso para registrar pequeñas subidas, una de 6 centímetros, y otra de tres, verticales, a efectos de diferentes fenómenos atmosféricos de la presente temporada ciclónica, comenzando con Elsa, con cuyas escorrentías, el rebosadero natural de la laguna de Rincón, rompió el canal para riegos del kilómetro 18 de la carretera a Cabral.

De igual modo, los altos niveles de escorrentías hacia el Enriquillo, por el referido canal Cristóbal, destruyeron por erosión el aproche ó empalme de la carretera Neiba-Duvergé en la parte norte del Puente de las Tres Luces, acto que yuguló restableciéndolo, el ministerio de Obras Públicas de la República Dominicana.

El lago Enriquillo registró en la medición del 21-3-2021 una caída de 23 centímetros, del 21-3-2021 al 2-4-2021  bajó 8 centímetros; del 2-4-2021  al 17-4-2021 bajó 5 centímetros; del 17-4-2021  al  5-5-2021 bajó 4 centímetros verticales todos; del 5-5-2021  al   20-6-2021 bajó 24 centímetros  con los que al subir 9 centímetros del 20-6-2021  al final del mes de nivel, que sumados  a la última operación aritmética nos indica que  septiembre 2021, tenemos una sumatoria de 55 centímetros de reducción en su nivel.

 Es importante recordar que del 30-12-2012 al 30-12-2020 el lago había reducido 778 centímetros ha bajado 833 centímetros de nivel (8.33 metros), observemos, además, que el lago Enriquillo en su crecida inusitada, incrementó su nivel en 23 metros, lo que produce un saldo de persistencia de 14.67 metros, con lo que se puede deducir que de los 44 metros por debajo del mar en que se encontraba para el año 2007, ahora se encuentra a 29.33 metros.

Sobradas explicaciones tenemos para entender que ese desequilibrio mostrado por el lago Enriquillo se expresa con las grandes escorrentías de aguas  provenientes del Yaque del sur, sus afluentes, y la falta de derivación de aguas al mar Caribe por el Aliviadero de Canoa, además de  la carencia  de obras, como dos mini-presas al rio Pazo y afluentes y pequeños embalses en los alrededores del lago Enriquillo, los cuales suman 73; la hoya del lago Enriquillo, que tiene una cuenca máxima de 850 kilómetros cuadrados, tiene además, el punto más profundo de la región, por lo que es lógico pensar que toda agua que se encuentre en su área gravitacional tienda a su encuentro.