BUSCAR EN NUESTRA PAGINA

Header Ads

Nuestras Glorias: María Cristina Carbonell

0 comments
María Cristina Carbonell Sánchez nació en Barahona el 24 de julio del 1949. Sus padres fueron, Don Pablo Carbonell y Doña Dulce María Sánchez. Sus estudios primarios los inició en la escuela de Doña Nieves Gautreaux. Luego, en el  Patronato San Rafael, cursa hasta el Tercer Grado. Posteriormente, en la Escuela Leonor Feltz, termina el 4to. Curso. Más tarde, en el Colegio Barney Morgan, concluye el Tercero del Bachillerato. Finalmente, en la Academia Franciscana, dirigida por Yorik Piña, se hace Bachiller en Matemáticas.  

En los recintos educativos donde estudiaba, se involucró en las actividades deportivas escolares. Siendo el Colegio Barney Morgan, el recinto donde participa con mayor presencia y compromiso. Allí perteneció al equipo de Voleibol del colegio y con esta escuadra competía con otros equipos escolares, como el del Colegio Divina Pastora, del Liceo y otros más. Entre sus compañeras estaban, las estelares, Potty Varona, Mirian Pineda, Elena Cuello Saldaña, Marianela Moscoso, Claribel Wöel, Adelaida Heyer y otras más.  

Sus entrenadores en esas actividades voleibolísticas fueron, Américo Patnella, Filo Moscoso y Ruddy Wöel. María Cristina se desempeñaba en todas las áreas de la media cancha de su equipo. Remataba, colocaba y defendía con gallardía su espacio, frente al equipo contrario. El oficial Encargado de Deporte, que era el Profesor de Educación Física, Bienvenido Peláez, les suplía de todos los insumos para los juegos. Su equipo competía con equipos de la Región: Azua, Bani, San Juan, Distrito Nacional y otros.

Cuando la Selección de Voleibol barahonera quedó invicta, jugando con todos los demás equipos del Circuito Regional Sur, luego tuvieron que vérsela con la Selección del Distrito Nacional, que había ganado el Circuito Central. En ese torneo, para el Campeonato Nacional, fue cuando perdieron el invicto, pues la capital quedó Campeón y la Selección de Barahona quedó como Sub-campeón. En todo ese accionar deportivo, las hazañas de María Cristina fueron claves. Sus compañeras, Nieve Aguiló se destacó mucho y Mirian Pineda y Marianela Moscoso, sobresalieron por lo alto, con sus colocaciones, combinaciones y remates extraordinarios. En esa ocasión, Filo Moscoso fue el manager que las dirigió.

María Cristina se mantuvo en el voleibol desde los 10 años (1959) hasta los 28 (1967). Luego se integra al softbol, jugando del equipo del Ingenio Barahona, que fue el primer equipo de softbol femenino de toda la zona. Este equipo era dirigido por el estelar deportista Cacata Cabrera. María Cristina se destacó y se desempeñó como short stop, como tercera base y cátcher. Se recuerda, en 1969, cuando compitieron en dos ocasiones contra la UASD y le ganaron las dos veces, dándole una pela de “calzón quitao”. En esa ocasión, Nora González fue pícher y María Cristina, cátcher. Un dúo extraordinario.

Por la vergüenza pasada, la UASD regresó de nuevo y trajo una estelar del montículo para desquitarse, pero a pesar de ello, ambos equipos dividieron victorias. Además, su equipo de softbol competía con otros equipos, como Azua, Bonao y equipos locales. En esos torneos, siempre las acompañaba el deportista del submarinismo, Hugo Peláez. También María Cristina se involucró en el Atletismo y practicó con la jabalina y con la bala. Siendo tremenda atleta. Participó en la capital cuando se buscaba conformar la selección nacional de atletismo para competir fuera del país. 

Otra pasión deportiva que mostró María Cristina, fue la del Tenis de Campo. Su pasión devino cuando le regalaron dos raquetas. Esta disciplina la apasionaba mucho y realizaba sus prácticas y entrenamientos en la Cancha Marino G. Matos de Barahona. Mientras sobresalía en los deportes, también estudiaba y es así como se gradúa de Maestra Normal en el Instituto Superior de Formación Docente, Salome Ureña (ISFODOSU), Recinto Félix Evaristo Mejía (1982-1983). Trabajó por 12 años (1981-1993), en el Colegio Experimental “Mafaldita”, perteneciente a la Lic. Fátima Pons. 

En 1993, es contratada como Maestra en el Centro Educativo Cristo Rey (Salesiano), en Santo Domingo, pero realizaba funciones como Subdirectora. Luego, se gradúa con Certificado en Educación (1995) en la UASD. Mientras estudiaba esta carrera, también practicó karate y jugaba softbol. Su entrenador en karate lo era el profesor llamado Puro. Se graduó de Licenciatura en Educación Básica, 2004, ISFODOSU. Hizo Especialidad en Educación Superior, Universidad Católica, S.D., (2012).

Por concurso, fue la Directora Académica del Centro Educativo Cristo Rey Salesiana, S.D., convirtiéndose en la principal animadora de Los Juegos Salesianos; organizando y entrenando a los deportistas. Ha sido reconocida con numerosos Pergaminos y Certificados, por su extraordinaria labor educativa y de dirección. Actualmente está en proceso de jubilación y se encuentra radicada en Barahona debido al covid-19. Se relacionó maritalmente con el Ing. Ramón Sandino Rodríguez (fallecido) y procrearon a su amado hijo Ramón.

¡¡ MARIA CRISTINA, ERES ESTELAR DEPORTISTA Y MUJER DE BUEN VIVIR. GLORIA A TI!!