BUSCAR EN NUESTRA PAGINA

Header Ads

Aplazan coerción a policías implicados en robo de 400 kilos de cocaína en Barahona

0 comments
Por Teresa Casado
Tomado de El Día

BARAHONA: La jueza de la Oficina de Atención Permanente del Distrito Judicial de Barahona, Maria Consuelo Valenzuela aplazó para el 23 de noviembre el conocimiento de la solicitud de medida de coerción a los once agentes policiales, acusados de la sustracción, repartición y ventas de un cargamento de drogas que provocó el secuestro del cabo Esteban Feliz.

La magistrada adoptó su decisión tras acoger el pedimento de la defensa del imputado Feliz, quien tiene un nuevo abogado y debe estudiar el expediente para preparar sus alegatos de defensa.

El Ministerio Público solicita 18 meses de prisión y que se declare complejo el caso.

400 kilos de cocaína sustraídos y vendidos 

Un capitán de la Policía Nacional que dirigió el equipo de agentes que se robó un alijo de 400 kilos de cocaína en Barahona en agosto pasado, y un sargento, fueron los responsables de “repartir” la mayor parte de los “beneficios” de esa acción delictiva.

En su primera cita ante el juez el capitán Rafael Medina Pérez se preguntó en voz alta que dónde estaba el coronel Morillo, refiriéndose al subjefe de la Dirección de Investigaciones Criminales (DICRIM) de Barahona.

El Departamento de Asuntos Internos de la Policía inició la investigación, llegando a interrogar a los imputados, incluyendo al capitán Medina Pérez. Ahora las indagatorias pasan al control del Ministerio Público.

La delación

El cabo Armando Féliz Batista, que fue secuestrado por dos agentes policiales que le pedían parte del botín de la droga robada, confesó que el sargento Oscar Andrés Valentín se quedó con la mayor parte de la droga y que a los demás agentes les entregaron entre un saco y dos sacos llenos de paquetes de cocaína (entre 10 y 20 kilos).

Sin embargo, no se ha identificado el destino de 200 kilos de cocaína que es la que se le atribuye haber sido utilizada por el capitán Medina Pérez, conocido con el alias de Patú y que fue quien comandó el grupo de once agentes policiales de Barahona que dio el “tumbe”, saliendo del destacamento de “Villa Central”, que es un distrito municipal marítimo, y uno de los más importantes de Barahona.