BUSCAR EN NUESTRA PAGINA

Header Ads

Ex ministro de Defensa respalda RD endurezca medidas frente a Haití

0 comments
SANTO DOMINGO: El ex ministro de Defensa, general retirado José Miguel Soto Jiménez, mostró su respaldo a que República Dominicana endurezca las medidas frente a la situación en que se encuentra Haití, como mecanismo de defensa de su integridad territorial.

“¿Qué debe hacer el presidente? Yo no soy quién para decir lo que debe hacer, pero lo que hay que hacer es endurecer las medidas, no aflojarse, endurecerse”, adujo.
 
Soto Jiménez externó sus consideraciones al ser entrevistado por el periodista Federico Méndez, en el programa Esferas de Poder, que se transmite los domingos de 8:00 a 9:00 de la mañana, por RNN Canal 27, en la que afirmó que Haití constituye una amenaza para República Dominicana.

El alto militar en retiro e intelectual comentó que se ha informado oficialmente, si hay 11,000 soldados custodiando la frontera y se debe aumentar a 15,000, el país está en capacidad de hacerlo sin descuidar la retaguardia.

Soto Jiménez advirtió que con esto no es que el país desatará una cacería de brujas, pero la frontera debe ser cuidada ante la amenaza que representa Haití para el país.

“No una amenaza militar y lo he dicho varias veces, pero hay que explicárselo a la población: cuando digo que no es una amenaza militar, habría que agregar convencional porque Haití no tiene ejército formal, la correlación de fuerzas favorece mucho a la República Dominicana, desde hace tiempo, entonces no podemos hablar de una amenaza militar”, subrayó.

El historiador observó que los problemas en Haití siempre se han reflejado en República Dominicana desde hace más de 300 años y expresó su apoyo a las atinadas medidas tomadas por el presidente Luis Abinader, empoderado de la ley, para defender el país.
 
“Quizás es la más grave amenaza que ha tenido jamás el Estado dominicano: ese Haití desvalido, hambriento, con todos los problemas, el país más pobre del hemisferio occidental es Haití”, adujo.

Declaró que la anomia del vecino país perjudica a República Dominicana, por el aumento de la migración ilegal, el contrabando y otros problemas.