BUSCAR EN NUESTRA PAGINA

Header Ads

Un pequeño análisis.

0 comments
POR FRANCISCO ARIAS

Al mirar el comportamiento político nacional y sus respectivos cambios drásticos dentro del sistema social, económico, popular y gerencial, nos encontramos con varias incongruencias de parte de los representantes partidarios con referencia a los derechos adquiridos por la ciudadanía en sentido general. 

Es muy notorio escuchar a los versados hablar y explicar sobre distintos temas importantes del accionar político, sin embargo se hacen aseveraciones particulares en torno a lo que significan los términos: partido, Gobierno, con relación al pueblo; es donde se cae en un limbo por el desconocimiento de la gran mayoría entre estos diferentes aspectos.

Un partido no es más que una asociación, grupo, círculo o bando, que busca generar beneficios, utilidades y provecho en favor de un gobierno.

En cambio el gobierno es la conducción política y estratégica que constituye el ejercicio del poder ejecutivo en el estado que garantiza la gerencia nacional.

Por su parte el pueblo, es quien debe recibir de parte del sistema partidario y gobierno de turno las oportunidades pertinentes para la buena convivencia y calidad de vida.

Se tiende a confundir el pueblo con el estado, sin embargo el pueblo es el conjunto de personas que  corforman la región o país y el estado lo componen las estructuras de gobierno de una nación; pero lo más importante es tener claro que nada es posible sin la participación del pueblo, ya que sin importar las consecuencias es quien al final tiene la decisión de elegir.

El autor es: Presidente de la Sala Capitular, de la alcaldía de Barahona.