BUSCAR EN NUESTRA PAGINA

Header Ads

CARACTERES DEL DERECHO DEL TRABAJO: Contradicciones

0 comments
Por Águeda Ramírez de Rodríguez.

Una de las contradicciones del Derecho del trabajo señaladas por el Dr. Alburquerque es que en el mismo se oponen lo económico y lo social, lo que él llama antonimia porque, cada vez que el trabajador obtiene una nueva ventaja se impone una carga económica para la empresa, pudiendo cada conquista obrera cuantificarse en dinero, ya que aumenta el costo de producción o de gestión, cargas sociales representadas por todo lo que cuesta el empleado a la empresa.

 En toda relación laboral existe una lucha entre lo social y lo económico, ya que todo trabajador aspira  a mejores condiciones de trabajo o se disgusta y renuncia a su empleo, y el empleador aspira a un mayor rendimiento que solo podrá alcanzar si crece y prospera la empresa.

El Derecho del trabajo tiene como finalidad esencial la protección del trabajador y sus normas intentan limitar o compensar desigualdades sociales y económicas que se derivan del régimen capitalista y de la subordinación jurídica del asalariado.

 Empleados y trabajadores no tienen derechos y obligaciones idénticos o equivalentes, ya que normas que integran tienen carácter de disparidad en beneficio del trabajador.

El intento del Derecho del trabajo de corregir el desequilibrio existente entre el capital y el trabajo conduce a tratar  en forma desigual a las personas del empleador y el trabajador, tales son los casos de la comunicación del desahucio, la suspensión del contrato y el trámite de la huelga y el paro. Ahora bien: si bien el derecho del trabajo tiene como finalidad primordial la protección del trabajador, su contenido también incluye normas de salvaguarda de la empresa, las cuales obedecen a las exigencias del capital y de la economía nacional.

La protección de la persona del trabajador no puede llegar a extremos  de provocar el cierre de la empresa, por lo que la reforma laboral estará siempre supeditada a las posibilidades económicas: no es materialmente posible reconocer una conquista social si faltan los recursos necesarios para sostenerla.

Además de legislar hasta donde sea económicamente posible, diversas normas del derecho del trabajo muestran su propósito de defender la existencia de la empresa aunque para hacerlo deban relegar la tutela del trabajador, como por ejemplo: 

Suspensión del pago de salarios en caso de suspensión del contrato.

Incremento del auxilio de cesantía en 1992 limitado a los años cumplidos a partir de su vigencia.

Limitación de las sumas a pagar por concepto de participación en los beneficios de la empresa y su exoneración de tal obligación a las empresas de zona franca.

Limitación del pago de sueldo de navidad a un máximo de cinco salarios.

Opina el Dr. Alburquerque que, a pesar de proteger los derechos del trabajador,  la empresa capitalista debe ser preservada, realidad que obliga a encontrar un equilibrio entre intereses antinómicos.