BUSCAR EN NUESTRA PAGINA

Header Ads

Wilson Gómez dice que urge incorporar en país materia de educación ciudadana

0 comments

SANTO DOMINGO: El presidente del Instituto Duartiano, Wilson Gómez, pidió al Ministerio de Educación, la incorporación en las aulas de la materia educación ciudadana, moral y cívica, así como darle el rigor que ameritan esas asignaturas como las demás.

Gómez fue enfático en su exhortación, al explicar que ya es hora dejar de impartir el contenido que integran esas materias como un eje transversal.

El titular explicó que en la República Dominicana debe contar con la garantía de un mayor desarrollo con una ciudadanía diferente y responsable, por lo que entiende que la mejor manera de instruir al ciudadano desde temprana edad al recibir contenido de esas asignaturas, con las mismas exigencias y requisitos que se piden en matemáticas, lenguas extranjeras o historia.

Expuso que se suscribió un acuerdo en ese sentido, y que hasta existe un postulado concreto para que la referida institución educativa haga realidad esa petición.

En ese contexto, resaltó que es vital que los niños y adolescentes reciban en las aulas un contenido que los edifique como ciudadanos y que sean motivados por la figura de Duarte para que sean gente de bien con sentimientos patrióticos.

Extraños adquieren terrenos fronterizos para facilitar paso de drogas, armas y personas Wilson Gómez explicó que han recibido denuncias de que personas extrañas adquieren terrenos fronterizos para facilitar el paso de drogas, personas, armas y mercancías.

Comentó que en la provincia de Elías Piña llamó la atención que hubo una alarma de que se estaban adquiriendo propiedades por encima del precio del mercado. En ese sentido, dijo que las autoridades deben encarar ese tipo de situaciones para preservar la soberanía.

Resaltó que la Constitución de la República establece una reserva de ley del año 2010, en el que pide establecer un régimen legal, es decir, una ley que privilegie a los dominicanos con el derecho de adquirir un terreno de propiedad inmobiliaria como hacen otros países para determinar la extensión superficial.

Aseguró que sería una forma de evitar que se comprometa esa soberanía con la adquisición de tierras en frontera por parte de terceros extraños.